Castilla y León desafía a Illa y decreta el toque de queda a las 8 de la tarde

La Junta publica en el boletín oficial el adelanto del toque de queda que el Gobierno considera ilegal

Castilla y León desafía a Illa y decreta el toque de queda a las 8 de la tarde

La Junta de Castilla y León sigue adelante con el adelanto del toque de queda a las 20 horas. El Gobierno de Alfonso Fernández Mañueco anunció este viernes que se aprobaría la medida y este sábado ha sido publicada en el boletín oficial de la comunidad, a pesar de los mensajes en contra del Ministerio de Sanidad.

El departamento de Salvador Illa considera que en el actual estado de alarma no tiene cabida esta restricción. Además, requeriría que la Junta, como autoridad delegada, comunicara previamente la adopción de la medida al Ministerio, según trasladó la Delegación del Gobierno este viernes.

Aplicación del nuevo toque de queda

A pesar de la escaramuza, el equipo de Fernández Mañueco siguió adelante y este sábado se publican tres acuerdos. El primero es el que atañe al toque de queda, lo que denominan en el texto «limitación de la libertad de circulación de las personas en horario nocturno» y aluden para cambiar la hora a que, si bien el decreto del estado de alarma establecía la horquilla de entre las 10 y las 00 horas para comenzar el toque de queda, en su modificación posterior se permitía a las autonomías «modular» las limitaciones en «horario nocturno».

Los Servicios Jurídicos de la Junta de Castilla y León han recurrido a esa alusión al horario nocturno para considerar que desde el ocaso al amanecer pueden regir estas limitaciones de movilidad, algo que el Ministerio ha negado y ha pedido que estas demandas se trasladen de forma oficial antes de ser aprobadas, tal y como han hecho otras autonomías en las últimas horas.

El Ejecutivo autonómico ha concretado que esta restricción de la movilidad nocturna tendrá vigencia mientras dure el estado de alarma, aunque como el resto de medidas ha anunciado que podrán ser revisadas cada quince días.

Cierres perimetrales y reuniones de cuatro personas

Además del toque de queda, los acuerdos publicados hoy tienen que ver con el cierre perimetral por provincias en Castilla y León, que impedirá la movilidad generalizada entre ellas excepto en los casos previstos con anterioridad -laborales y sanitarios entre otros-, y las nuevas medidas restrictivas, entre las que destaca que sólo se podrán reunir un máximo de cuarto personas no convivientes, tanto en espacios públicos como privados.

En el caso de las concentraciones de personas en lugares de culto, la Junta ha fijado en 25 personas el máximo posible o en su defecto un tercio de su capacidad para templos especialmente pequeños.

La separación en distintos decretos de las restricciones permite que, en caso de que el toque de queda acabe anulado, continúen vigentes el resto de medidas.