El sector de la peluquería y estética gallega vuelve a salir a la calle para reclamar la bajada del IVA

La patronal defiende que se trata de "un servicio esencial" que atraviesa una "dramática situación" con una caída de facturación cercana al 40%, y reclaman un IVA reducido al 10%

El sector de la peluquería y estética gallega vuelve a salir a la calle para reclamar la bajada del IVA

Concentración del sector de las peluquerías y las barberías en la Praza do Obradoiro de Santiago de Compostela para pedir la reducción del IVA al 10%. – PLATAFORMA CREER EN NOSOTROS

El sector de las peluquerías, barberías y centros de estética ha vuelto este lunes a tomar las calles de toda España para denunciar la situación económica de «extrema gravedad» por la que atraviesa el sector, con caídas del 40% de las ventas en el primer trimestre del año, y para reclamar un IVA reducido al 10% que debería aprobarse en la próxima votación en el Congreso de los Diputados, según ha informado la patronal en un comunicado.

Las concentraciones han tenido lugar en todo el país, y en el caso de Galicia, se celebraron en las siete ciudades y en Tui a pesar de que este lunes coincide con el festivo de las Letras Galegas. En Santiago de Compostela, se han concentrado varias decenas de representantes del sector en la Praza do Obradoiro.

El portavoz de la plataforma convocante en Galicia, Agustín Raña, recuerda que el año pasado, durante la desescalada, el Gobierno consideró al sector de la estética como «esencial». «Y aun así, tributamos como el IVA de lujo», critica. En este contexto, lamenta cómo en 2012 el Ejecutivo de Mariano Rajoy subió la tributación de este sector, a la par que otros como la cultura, mientras que «nueve años después» este impuesto todavía no ha vuelto a bajar para las peluquerías.

A nivel estatal, el sector ha recordado en un comunicado la «dramática situación» que atraviesan con una caída de facturación cercana al 40% en el primer trimestre del año, pérdidas de 400 millones de euros, y las «pocas expectativas» de mejora para los próximos meses que son cruciales por la paralización de eventos sociales como bodas, bautizos y comuniones por las restricciones.