El Tribunal Superior de Justicia canario emula al vasco y tumba el toque de queda

La Xunta pedirá el lunes la ratificación de las nuevas medidas para Galicia, tras dos precedentes de rechazo de los tribunales a las restricciones planteadas por los Gobiernos autonómicos

Cierre perimetral

Cierre perimetral

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha rechazado el mantenimiento del toque de queda en el archipiélago y el cierre perimetral con la limitación de entrada y salida de personas en aquellas islas que estén en los niveles 3 o 4 de alerta por coronavirus, aunque ninguna lo está en la actualidad. La decisión emula así a la tomada por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), que el viernes rechazó la petición del Gobierno autonómico para continuar con las restricciones previas al fin del estado de alarma.

Asimismo, ha ratificado la limitación de un número máximo de personas no convivientes en encuentros familiares y sociales en espacios de uso público y privado tanto cerrados como al aire libre, así como la limitación a la permanencia de personas en lugares de culto, ya que, en este último caso, «la libertad religiosa se ve afectada sólo en los aspectos accesorios».

Es el segundo caso en menos de una semana. Desde la derogación del estado de alarma, aquellas comunidades autónomas que deseen continuar con ciertas medidas de contención del Covid-19 tras esa fecha deberán obtener tal competencia con autorización del Tribunal Supremo. El toque de queda, las limitaciones en reuniones de personas, el cierre de fronteras tanto municipales como autonómicas y la restricción de horarios deberán contar con aval judicial.

En el caso de Galicia, la Xunta prevé solicitar el lunes la ratificación de las nuevas restricciones al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). Las nuevas medidas, que han entrado en vigor desde de la caída del estado de alarma, en la medianoche del pasado sábado a domingo, incluyen el fin del toque de queda y del cierre perimetral, aunque el permiso judicial será necesario para otras normas como la limitación del número de personas en reuniones.