Feijóo reparte culpas con la AP-9 y vuelve a reclamar la transferencia

El presidente de la Xunta ve difícil que las posibles irregularidades en la prórroga de la concesión de la AP-9 deparen un beneficio económico para Galicia

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. XUNTA / ANA VARELA

23-09-2021 El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consello POLITICA ESPAÑA EUROPA GALICIA AUTONOMÍAS XUNTA / ANA VARELA

El presidente de la Xunta ha aprovechado el nuevo frente judicial contra Audasa por las prórrogas en la concesión de la AP-9 para reclamar una vez más la transferencia de la autopista, una demanda que realizó por unanimidad el Parlamento gallego. Alberto Núñez Feijóo considera que las consideraciones de la Comisión Europea, que considera irregular la ampliación del periodo de explotación hasta 2048 al no mediar un concurso público, justifican la solicitud del Parlamento y del Gobierno gallego «de la transferencia de la autopista a Galicia, para que sea el gobierno democrático de Galicia el que tome cuenta de la autopista, que es la columna vertebral de los gallegos, los que la usan y la pagan». «Volvemos a solicitar de nuevo la transferencia«, remarcó.

El dirigente autonómico, en declaraciones a los medios en Santiago, repartió culpas entre los distintos Ejecutivos que concedieron prórrogas en la concesión de la AP-9 a Audasa. Feijóo entiende que está bajo cuestión la actuación de todos los gobiernos desde los años 70 hasta José Luis Rodríguez Zapatero –la obra decidida por el Gobierno socialista se materializó bajo el gobierno de Mariano Rajoy–, pasando por el de Felipe González y José María Aznar.

Subraya que la UE entiende que «faltó un requisito, que es la publicidad y concurrencia» en las últimas dos concesiones. «Por lo tanto, vamos a ver si esas decisiones del Gobierno español reiteradas desde las décadas de los 70 son contrarias a la competencia y al derecho comunitario», apuntó.

Ni bueno ni malo

Con todo, señaló que esta situación «mucha operatividad y mucho impacto en la situación de la autopista en Galicia no va a tener». «Lo que puede haber es un aviso de un incumplimiento para que no vuelva a ocurrir». «No soy muy optimista de que esto vaya a tener algún impacto económico en favor de Galicia«, indicó, antes de sentenciar que «Galicia lo que necesita es la transferencia».

«Esa autopista debe de ser gestionada por los gallegos, porque somos los que pagamos todos los días, a pesar de la rebaja, que es una excelente noticia», sentenció.