La ministra de Transportes asegura que los «mejores expertos» mundiales investigan los derrumbes de la A-6

El Ejecutivo trabaja en el diseño de un plan para estudiar "posibles rutas de desvío" a la A-6 para acortar tiempo en el paso a través de Pedrafita

Parte del viaducto de la A-6 derrumbado

Parte del viaducto de El Castro en la A-6, en dirección Madrid, se ha desprendido – Carlos Castro – Europa Press

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha pedido este martes en el Pleno del Senado «que no se siembren sospechas ni una imagen de desatención» en relación con los derrumbes ocurridos en el viaducto de la A-6, en el límite entre León y Lugo. Además ha apuntado que en la zona están trabajando «los mejores especialistas mundiales» para averiguar las causas.

La ministra ha hecho estas declaraciones a una pregunta del representante popular José Manuel Barreiro sobre las «medidas urgentes» que tiene pensado tomar el Gobierno ante estos hechos, que el PP ha planteado por razones de «especial actualidad y urgencia» en sustitución de otra que tenía registrada sobre si el Ejecutivo considera «que los extremeños disponen de un transporte ferroviario digno».

 El senador del PP ha recordado que ya, en mayo de 2021, se detectaron «problemas» en este viaducto y se contrataron obras de emergencia por alrededor de 26 millones, pero un año y dos derrumbes después no se sabe «absolutamente nada» ni de las causas ni de las soluciones ni de los plazos para esas soluciones, ni de la fecha en que podría ponerse en funcionamiento el tramo afectado.

Además, ha defendido que «éste no es un problema local, es un problema nacional y deben afrontarlo en esos términos».

En su respuesta, la ministra ha reclamado «rigor, sobre todo rigor» y «responsabilidad» en torno a lo ocurrido en la A-6, y ha pedido «dejar trabajar a los especialistas para, durante estos primeros días, poder analizar de una manera mucho más exhaustiva las causas del derrumbe».

Sánchez ha hecho, además, una llamamiento a la «tranquilidad de los ciudadanos», ya que es la primera vez que algo así ocurre en la red viaria principal española y el sistema constructivo de este tramo se utiliza «en todo el mundo».

Plan alternativo de movilidad

Por su parte, el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, ha informado del trabajo del Ejecutivo sobre un plan para estudiar «posibles rutas de desvío» a la A-6, después de los derrumbes del viaducto que mantienen cerrada la autovía de conexión entre Galicia y la Meseta. 

Así lo ha trasladado con motivo de la reunión mantenida en A Coruña este martes con representantes de empresas del sector del transporte y patronales de la comunidad.

Miñones ha destacado que se buscará «acortar tiempo» en el paso a través de Pedrafita con soluciones a «corto plazo» en paralelo a los arreglos en la A-6. Mientras, se trabaja en «esclarecer las causas» de lo sucedido en el viaducto para avanzar en soluciones, si bien aboga por «priorizar la seguridad».

Todo ello «sin escatimar medidas de tipo económico y personal», con los «mejores especialistas», según ha trasladado Miñones, que asegura que el Gobierno es «sensible» con el sector.