Mensaje de Feijóo a Casado: “Cuando hay malos resultados, lo primero es aceptarlo”

El presidente de la Xunta y líder del PP gallego evita pronunciarse sobre la venta de la sede de Génova, pero insiste en que es necesario “aceptar los malos resultados” para hacer un “buen diagnóstico”

Mensaje de Feijóo a Casado: “Cuando hay malos resultados, lo primero es aceptarlo”

Sonoro silencio y declaraciones cargadas de intenciones. El presidente de la Xunta y líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, no ha querido valorar de forma pública esta mañana el anuncio por parte de la dirección de su partido de la venta de la histórica sede del partido en la calle Génova. Sin embargo, sí ha manifestado que, para hacer un buen diagnóstico de la situación que atraviesa en estos momentos el partido –que se ha visto sorpassado ampliamente por Vox en Cataluña, donde sus escaños han pasado de cuatro a tres– lo primero es “aceptar los malos resultados”.

Ha sido la respuesta del dirigente al ser preguntado este miércoles directamente por el anuncio de la venta de la sede de Génova y si, más allá de esto, el PP necesita cambios más profundos tras los resultados de los comicios catalanes.

Sobre la venta de la sede del partido como símbolo de ruptura con el pasado, Feijóo ha indicado que se trata “de una cuestión de carácter interno, de intendencia” y, como tal, “qué mejor que opinar en el ámbito interno, que es donde se tiene que opinar”.

«El PP lo que necesita es ganar»

Pero, sobre si el cambio de sede será suficiente para variar el rumbo del partido, ha recalcado que «el PP lo que necesita es ganar. Todos los partidos que vamos a unas elecciones lo que queremos es ganar. Y si no ganamos, mejorar los resultados».

«Cuando hay malos resultados lo primero que tenemos que hacer es aceptarlo, hacer un buen diagnóstico de por qué ese mal resultado y tercero, buscar alternativas y estrategias para mejorar», manifestó.

«Este es el objetivo de cualquier partido democrático. Aceptar las decisiones de los ciudadanos, los resultados electorales. Cuando vienen bien, celebrar y gobernar, y cuando vienen mal, mejorar y buscar las fórmulas para volver a obtener un mayor resultado electoral», reiteró.

Con estas declaraciones, Feijóo parece tomar distancia con el presidente del partido Pablo Casado. El día antes del anuncio de la venta de la sede de Génova, Feijóo disculpó al líder estatal del partido, al minimizar la responsabilidad que podía tener, a título individual, en el fiasco de las elecciones catalanas. Feijóo indicó, a este respecto, que tampoco sería justo echarle la culpa a Pedro Sánchez del «descalabro del PSOE en Galicia» en los últimos comicios, donde perdió su posición de segunda fuerza. En esas elecciones Feijóo revalidó su cuarta mayoría absoluta consecutiva. Tanto Vox como Ciudadanos no consiguieron representación en ninguna de las provincias gallegas.