¿Venta de Génova 13? El PP limpiará 40 millones de deuda con el traspaso de su sede

El edificio, todavía con 11 millones de hipoteca por pagar, tendría un valor de mercado próximo a los 50 millones, aunque podría elevarse en función de su uso

¿Venta de Génova 13? El PP limpiará 40 millones de deuda con el traspaso de su sede

Como en tantas otras ocasiones, detrás de una operación política hay motivaciones económicas. Pablo Casado anunció este martes que el PP abandona su histórico emplazamiento de Génova 13, cuya reforma está bajo la lupa judicial como uno de los posibles destinos de los fondos de la caja b del partido. Pero la operación no solo pretende huir de los casos de corrupción a los que la dirección de los populares atribuye el batacazo electoral en Cataluña, sino también obtener una inyección económica que le permita sanear unas cuentas diezmadas.

Las últimas que hizo públicas el partido, correspondientes al cierre de 2019, mostraban una deuda con la banca de casi 40 millones, de los que 11 millones, informa Economía Digital, corresponderían a la propia hipoteca de su sede. Todo apunta a que los números se han seguido deteriorando por el coste de las campañas en Galicia, País Vasco y Cataluña y la pérdida de peso del partido en las instituciones, que conlleva también menores ingresos de dinero público.

Si el PP decide vender el edificio de Génova 13 –la otra opción sería alquilarlo– podría sanear sus números, liquidar la deuda actual y acometer con tranquilidad la mudanza a un nuevo emplazamiento. El valor del inmueble podría rondar los 50 millones.

¿Cuánto vale la sede del PP? Tres estimaciones

Según explica el profesional inmobiliario Benito Iglesias, cuenta con “una superficie construida de 10.243 metros cuadrados repartidos en 9 plantas y con un bajo que podría ser de uso comercial de 600 metros cuadrados”. Con estas características “podría venderse por unos 45 millones de euros” a los que suma “cinco millones de euros” por las 93 plazas de aparcamiento.

«El PP compró en el 2006 el inmueble por 37 millones de euros con lo cual tendría unas plusvalías de 13 millones de euros, de lo que habría que descontar los gastos en la última reforma», apunta el empresario.

El edificio se ubica en una zona de alta demanda, aunque la clave, dice Iglesias, serán los usos que se le den al inmueble que, actualmente, está destinado a oficinas.

La estimación más optimista es la de Colliers, que pone precisamente el foco en el destino de uso final del edificio y en el coste de adaptarlo a dicho uso. En función de ello, la firma valora el inmueble en una horquilla entre 55 y 70 millones de euros.

La previsión más conservadora es la del portal inmobiliario Idealista, que calcula que el PP podría conseguir hasta 36 millones de euros por su venta o entre 140.000 y 160.000 euros al mes si decidiera alquilarlo. Atribuye un valor de 30 millones de euros a las oficinas y de seis millones de euros las 93 plazas de aparcamiento.