Alcoa urge una respuesta del Gobierno: “Es necesaria para avanzar”

La multinacional defiende que el blindaje ante posibles reclamaciones que solicita es legal y que la SEPI podrá evaluar los riesgos en la due diligence

Alcoa urge una respuesta del Gobierno: “Es necesaria para avanzar”

Alcoa apremia al Gobierno. La multinacional pide a la SEPI que dé una respuesta a la propuesta sobre las condiciones de venta (term sheet) que remitió el 4 de febrero para avanzar en el traspaso de la planta de San Cibrao (Lugo), la última de aluminio primario de España.

En la reunión de este martes, la compañía trasladó al comité de empresa y al propio Ministerio de Industria su “compromiso” para seguir avanzando en las negociaciones, pero advirtió que para ello es necesaria una respuesta por escrito de la SEPI a la hoja de condiciones generales.

La claúsula de indemnidad

Alcoa recuerda que es una propuesta y, por tanto, debatible, si bien defiende la cláusula de indemnidad frente a reclamaciones o procesos judiciales futuros que pone como condición para la venta y que ha sido cuestionada por el secretario de Industria y Pyme, Raül Blanco. De hecho, el alto cargo del Ministerio de Industria avanzó que la SEPI rechazará el blindaje que pide la multinacional.

La compañía, sin embargo, considera que es una “práctica absolutamente estándar en estos procesos acordar las limitaciones de las responsabilidades de los vendedores para el futuro”. “Es más relevante sabiendo que SEPI planea vender posteriormente esta planta a un tercero”, añaden fuentes de Alcoa.

Alcoa aportará fondos

La aluminera argumenta que venderá la planta por un euro y hará una “muy importante” contribución de efectivo para su continuidad, lo que “compensaría las responsabilidades generadas por la planta de aluminio hasta su venta”.

Además, defiende que el propio Gobierno podrá comprobar el alcance de dichas responsabilidades en el proceso de due diligence en el marco de las negociaciones, pero para llegar a ello es necesario avanzar en el diálogo.

Alcoa está convencida de que la cláusula es legal y conforme a la normativa española y europea. “Es similar a la que se compartió con SEPI en las negociaciones de 2020 y que entonces no rechazó”, dicen fuentes de la multinacional.