Industria rechaza la principal exigencia de Alcoa para vender San Cibrao

El secretario de Industria, Raül Blanco, asegura que la propuesta de Alcoa de blindarse contra posibles reclamaciones judiciales no se adapta al “marco jurídico” y “no va a ser aceptada”

El secretario general de Industria Raúl Blanco (i), conversa con las personas concentradas este jueves ante el Ministerio de Industria, convocadas por los comités de empresas de Alu Ibérica, la empresa surgida de la venta de las plantas de Alcoa en A Coruña y Avilés, para pedir que se reúna la comisión de seguimiento de la venta a fin de garantizar la continuidad de las plantas actualmente en manos del grupo Riesgo. EFE/ Fernando Villar

El secretario general de Industria Raúl Blanco (i), conversa con las personas concentradas este jueves ante el Ministerio de Industria, convocadas por los comités de empresas de Alu Ibérica, la empresa surgida de la venta de las plantas de Alcoa en A Coruña y Avilés, para pedir que se reúna la comisión de seguimiento de la venta a fin de garantizar la continuidad de las plantas actualmente en manos del grupo Riesgo. EFE/ Fernando Villar

Industria rechaza la principal condición de Alcoa para vender la planta de aluminio de San Cibrao a la SEPI, una operación pensada para mantener la actividad de la factoría y preservar los puestos de empleo después de que la multinacional manifestara su intención de despedir a más de 500 trabajadores y apagar las cubas de electrolisis.

Para acceder a la venta, la compañía norteamericana planteó al Gobierno unas condiciones (term sheet) en el que exigía blindarse contra reclamaciones o procesos judiciales futuros una vez completado el traspaso, como avanzó este medio el mes pasado.

Sin embargo, el secretario de Industria y Pyme del Ministerio, Raül Blanco, considera que dicha exigencia no es aceptable. Según manifestó este jueves, la SEPI le dará “respuesta a Alcoa” en “la propuesta que hizo de indemnidad” dentro “del marco jurídico”, porque los planteamientos de la compañía no se adaptan al mismo.

“Esa propuesta no va a ser aceptada”, reconoció, aunque también avanzó que “se están analizando las posibilidades que hay para facilitar la operación” de venta.

Industria pide a Alcoa que venda ya

Blanco, tras la reunión de la Mesa Multilateral convocada por Alcoa, urgió a la multinacional para que acceda a vender ya la planta de aluminio lucense a un “proyecto industrial viable” y se deje de “enredar”.

Si tiene buena fe, que venda la planta y que deje de seguir causándole daño a A Mariña”, dijo el alto cargo de Industria, quien también pidió a Alcoa que “deje de utilizar a las administraciones como excusa” para no cerrar una operación, porque “no son las administraciones las que venden la planta”.

Más compradores aparte de Liberty

“Alcoa lo que tiene que decidirse es a vender”, sea al grupo Liberty o a otros posibles compradores, porque “hay empresas que están interesadas” en hacerse con la fábrica de aluminio primario de San Cibrao, la última de este tipo que queda en España.

Desde las administraciones, aseguró Raül Blanco en declaraciones a los medios de comunicación, “vamos a hacer lo que haga falta para hacer viable esa operación”, pero también avisó a la dirección de Alcoa de que “no intente que seamos las administraciones las que vendamos la planta, porque esa no es nuestra función”.