El mercado del alquiler frenará su febril crecimiento.

El alquiler de vivienda en España vuela

stop

Arrendar se ha convertido en la primera opción como vivienda principal, por encima de la compra

Barcelona, 11 de diciembre de 2018 (04:55 CET)

El alquiler de vivienda vive su mejor momento en España. El régimen de arrendamiento ya se ha convertido en la primera opción en vivienda principal. De hecho, dos de cada tres nuevos hogares en España se inclinan por el alquiler para su residencia habitual, según el último estudio publicado por la gestora inmobiliaria Anticipa Real Estate.

Los números indican un cambio de modelo: de las 830.000 operaciones de vivienda principal que hubo en los primeros nueve meses del año, 537.000 fueron operaciones de alquiler de vivienda principal.

El estudio de Anticipa Real Estate prevé que para finales de 2018 el número de contratos anuales de alquiler cierre con un aumento del 2,5% con respecto al año pasado

El mismo estudio de Anticipa Real Estate prevé que para finales de 2018 el número de contratos anuales de alquiler de vivienda principal cierre con un aumento del 2,5% con respecto al año pasado, situándose en 566.000. Estas previsiones representan 9.000 operaciones más que las que se prevén de compraventa, 557.000.

El jefe de estudios de Idealista, Fernando Encinar, apuesta por el cambio de modelo: “el alquiler ha entrado definitivamente en la escena mediática y política. La dificultad de acceso al crédito y la caída de  las operaciones de compraventa durante la crisis promovió que muchos propietarios optaran por poner en régimen de alquiler sus viviendas”.

El socio de la consultora Martínez Comín, Jordi Llovera, equipara el proceso de consolidación del alquiler en España con nuestro entorno: “se está asimilando el mismo proceso que ya sucedió en Francia y en Alemania. El sector está virando hacia un modelo de alquiler, debido a la dificultad de acceso a la compra de vivienda y al cambio de mentalidad”.

La consolidación del sector del alquiler

El aumento de las operaciones de alquiler en España ha dado sus frutos en la oferta. Según un estudio de Servihabitat, la oferta de viviendas principales en alquiler en España ha crecido un 7% con respecto al año pasado, alcanzando las más de 104.000.

Sin ir más lejos, el número de viviendas por alquiler se ha disparado en Cataluña, Madrid y Andalucía, las únicas comunidades donde la oferta se sitúa por encima de las 18.000 viviendas.

El cambio de paradigma en el sector inmobiliario y la preponderancia por el alquiler en detrimento de la compraventa han permitido consolidar los precios. Así, el importe medio de las viviendas en alquiler de entre 80 y 90 metros cuadrados en España es de 710 euros, un 4,41% superior.

El estudio de Anticipa Real Estate señala un incremento del precio medio del alquiler en toda la península de un 6,3% para el próximo año, lo que supone una desaceleración del crecimiento respecto al 2017 – caundo se dio un aumento interanual del 7,2%-.

Encinar sostiene la teoría de que el mercado del alquiler se está estabilizando: “en las zonas donde hubo una subida de precios en 2017 ya está comenzando a bajar o a estabilizarse. El mercado nos demuestra que hay un techo en el precio del alquiler”.

Alquileres que vuelan

El alquiler no sólo vive su mejor momento en precio y oferta, sino como demanda, con un mercado cada vez más dinámico. Todo esto es debido al auge de las nuevas tecnologías y a la consolidación de plataformas como Alquilovers o Habitaclia, entre otras.

En palabras de Llovera: “la introducción en el mercado de estas plataformas dan al usuario más facilidad de acceso a la información. Al fin y al cabo, las aplicaciones han ayudado a consolidar la digitalización del sector del alquiler en España. 

Un estudio de Idealista muestra que un 15% de los pisos se alquilan en menos de 48 horas

El jefe de estudios de Idealista detalla la importancia de la introducción de las nuevas tecnologías en el ámbito inmobiliario: “Aunque hay que tener en cuenta que la oferta de vivienda es insuficiente, las facilidades tecnológicas que ofrecen las aplicaciones – como por ejemplo recibir alertas inmediatas – ha facilitado el acceso a la información por parte de los usuarios”.

Sin ir más lejos, según un estudio del portal Idealista, un 15% de los pisos que se ofertaron en España durante el mes de abril de 2018 se alquilaron en 48 horas. Encinar explica el dinamismo, especialmente en las grandes ciudades: “En torno al 20% de las viviendas que se alquilan en Madrid o Barcelona llevan menos de dos días en el mercado”.

Las capitales de provincia fueron las zonas donde se concentró un menor tiempo de espera en el alquiler. De hecho, el 36% de los alquileres que se ofrecieron en Pamplona durante ese mes de abril. Justo por detrás de la capital navarra, se situaron Santa Cruz de Tenerife y San Sebastián, con un 28% y un 27%, respectivamente.