Madrid vive un varapalo inmobiliario: cuatro meses de caídas en ventas de viviendas

La menor oferta de viviendas nuevas y usadas, el aumento de los precios y el incremento de los tipos de interés ralentizan las operaciones inmobiliarias

Viviendas en el centro de Madrid.

La menor oferta de viviendas nuevas y usadas, el aumento de los precios y el incremento de los tipos de interés ralentizan las operaciones inmobiliarias

Ya van cuatro meses que la Comunidad de Madrid presencia una caída en las ventas de viviendas y no hay indicios que vaya a remitir.

En septiembre se firmaron 6.905 operaciones inmobiliarias, un 4,8% menos respecto a un año antes. Tras la debacle de Navarra, en el orden del 21,9%, esta es la segunda mayor caída entre las CCAA.

Pero Madrid es la única comunidad que lleva cuatro meses en números rojos en venta de viviendas: en junio el descenso fue del 6,3%, en julio el 9%, mejoró un poco en agosto pero con un 4,3% negativo y en septiembre descendió un 5%.

Sin embargo entre enero y septiembre hubo un incremento de 4,1% respecto al mismo periodo de 2021, pero las perspectivas es que el año termine con una comparativa negativa.

El precio de la vivienda en Madrid se dispara y deja atrás a Barcelona. En la imagen, un bloque de pisos.
Bloque de pisos en Madrid.

El panorama empeorará

Las caídas van a seguir hasta verano de 2023, predicen varios analistas consultados por Idealista, que consideran que el freno en las operaciones inmobiliarias se debe a la menor oferta de vivienda nueva y usada, el incremento en los precios de las propiedades, el aumento de los tipos de interés y la pérdida de dinamismo en la economía.

Las caídas en la venta de viviendas van a seguir hasta verano de 2023

El elevado precio del suelo frena las nuevas promociones y queda cada vez menos parque inmobiliario a la venta, lo que acelera el círculo vicioso de aumentos, potenciado por los mayores costes de construcción y financiación: de hecho durante este año se vendieron 2.000 viviendas menos que en el 2021.

Desinterés de posibles compradores

El déficit en viviendas nuevas lleva al mercado a poner la mirada en la de segunda mano, que también tiene una menor oferta.

Además la subida del euríbor lleva a potenciales compradores a congelar su decisión, con el problema adicional que es cada vez más difícil conseguir financiación.

Madrid asiste a un frenazo de su mercado inmobiliario

El dilema es que lo que sucede en Madrid se puede replicar en el resto de España, ya que la comunidad lidera la creación de empleo y empresas en España; aunque algunos expertos esperan que hay regiones que puedan tener un relativo crecimiento.

No habrá burbuja

Aunque algunos consultados creen que el panorama de freno inmobiliario se extenderá hasta principios de 2024 descartan que estemos frente a una posible burbuja inmobiliaria; en parte gracias a la mayor prudencia de los bancos respecto a 2008.

Además una menor demanda de viviendas no ha significado un derrumbe de precios por lo que es posible que la espiral inflacionaria en el mercado aumente su velocidad.

Los expertos descartan que estemos frente a una posible burbuja inmobiliaria; en parte gracias a la mayor prudencia de los bancos respecto a 2008

¿La caída es positiva?

Jesús Duque (vicepresidente de Alfa Inmobiliaria), uno de los consultados por Idealista, considera que esta ralentización del mercado es positiva porque es una recuperación del mercado tras varios meses de “total efervesencia”, sobre todo por el aumento de la demanda tras la pandemia y la llegada de compradores extranjeros.

O como dicen desde la red Donpiso, las caídas también sirven para depurar el sector.

La clave está en saber hasta qué punto Madrid puede resistir esta situación y si tiene fortalezas para reactivar la demanda frente a los nubarrones de recesión que se avecinan.

Avatar