Inés Arrimadas insiste en que está dispuesta a negociar los presupuestos generales del estado, pero tiene dudas respecto a las intenciones del Gobierno

Pedro Sánchez frenará los presupuestos, según Arrimadas

stop

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, teme que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, paralice las cuentas

Marcos Pardeiro

Economía Digital

Inés Arrimadas insiste en que está dispuesta a negociar los presupuestos generales del estado, pero tiene dudas respecto a las intenciones del Gobierno

Barcelona, 11 de septiembre de 2020 (11:42 CET)

Aunque el Gobierno de Pedro Sánchez siempre ha expresado que su intención era llevar al Congreso el proyecto de presupuestos generales del estado a finales de septiembre, la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha  puesto sobre la mesa las primeras dudas respecto a que vaya a cumplirse este calendario.

Ciudadanos, uno de los partidos llamados a ser clave en la aprobación de los presupuestos, tiene dudas respecto al ritmo que el Gobierno está imprimiendo a las negociaciones y ya contempla que frene su tramitación. Así lo ha sugerido Arrimadas, quien ha dicho en la Ser que "no le extrañaría" que Sánchez "parase" los presupuestos generales del estado.

La líder de Ciudadanos se ha permitido recordar al Gobierno que ha adquirido dos compromisos con la Unión Europea de cara al próximo 15 de octubre, cuando debe presentar dos documentos: el plan nacional de reformas y el borrador presupuestario. Arrimadas ha urgido así al Ejecutivo a poner sobre la mesa sus cartas, puesto que persiste la indefinición.

Los globos sondos respecto a los recortes que pueda llevar a cabo el Gobierno se suceden, pero ningún grupo tiene constancia de cuáles son los verdaderos planes de Sánchez.

Arrimadas promete unas cuentas "más moderadas"

Sea como fuere, aunque sea más tarde que temprano, Arrimadas está convencida de que los presupuestos acabarán saliendo adelante porque hay formaciones dispuestas a ello. Una de ellas es la suya, Ciudadanos, pero también lo está, a su entender, ERC. "El separatismo quiere sacarlos" para pactar sus privilegios, según ha advertido, y, por tanto, se ha autoimpuesto que las cuentas salgan "más moderadas y no se centren en hablar de Junqueras, Puigdemont, de la separación y el referéndum".

Por todo ello, la decisión de la líder de Ciudadanos es soportar los desplantes de Sánchez, no entrar "en el barro político" con la que está cayendo y mantenerse abierta a la negociación: "Yo no puedo dormir tranquila si en un momento como este me quedo en un rincón diciendo que este Gobierno es muy malo y sin hacer nada más".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad