La Inteligencia Artificial es un arma contra el coronavirus.

Cataluña afronta el virus con un presupuesto sanitario de hace 10 años

stop

Los médicos catalanes denuncian que la partida catalana para Salud es hoy un 17% inferior a 2010, cuando Artur Más inició su programa de recortes públicos

Barcelona, 25 de abril de 2020 (17:09 CET)

Con más de 5.500 muertos en Cataluña a causa del coronavirus, la Generalitat de Quim Torra se enfrenta a esta crisis sanitaria con una preocupante debilidad de su sistema público de salud. La inicial austeridad en las cuentas públicas provocada por la anterior crisis se entrelazó con la inestabilidad política y la parálisis legislativa a la que se abandonó el desafío independentista hasta hoy.

Tras múltiples prórrogas presupuestarias, las cuentas que acaba de aprobar el Parlament están desfasadas ya en el contexto actual. El sindicato Metges de Catalunya ha alertado de que el presupuesto previsto para el Departamento de Salud este año es un 17% inferior frente a 2010 —con 86 millones de euros menos—. En su opinión, esto "anula" cualquier capacidad de respuesta de la Generalitat ante la pandemia, según ha informado en un comunicado.

La situación es preocupante y se explica por los numerosos recortes que se han producido en los últimos diez años. De hecho, la rebaja del presupuesto mayoritariamente se concentró entre 2011 y 2014, años en que Artur Mas fue presidente de la Generalitat (según los datos de liquidación presupuestaria del Govern).

La carencia de inversión en salud también se explica porque las cuentas que ha conseguido tirar adelante el Govern este viernes —sus primeros presupuestos desde 2017— no han tenido en cuenta la crisis actual porque se calcularon antes del inicio de la pandemia. A pesar de que la oposición denunció el hecho de que las cuentas estaban caducadas ya antes de aprobarse, el vicepresidente y conseller de Economía, Pere Aragonès, defendió su aprobación insistiendo en que son la "mejor caja de herramientas" para luchar contra la pandemia, puesto que no se puede seguir funcionando con "remiendos".

Un sistema público de salud infrafinanciado

Con esta situación, el secretario general del sindicato de Metges de Catalunya, Josep Maria Puig, insta al Govern a modificar "sustancialmente" el presupuesto del Departamento de Salud para 2020, que a su parecer sigue sin revertir los recortes sanitarios aplicados en la última década.

Según Puig, la crisis generada por la Covid-19 ha puesto al descubierto la "grave infrafinanciación del sistema público de salud y de la protección social en general" y los presupuestos aprobados por el Parlament "aún castigan al sistema sanitario catalán con 86 millones de euros menos respecto a las cuentas de 2010, que són previas a la crisis financiera".

Si se tiene en cuenta la inflación acumulada, añade Puig, la inyección económica actual está un 17% por debajo de la de hace diez años en lo que respecta a capacidad real de compra. Tras recordar que las plantillas en los hospitales y centros de salud están trabajando "hasta la extenuación" por el virus, el sindicato de salud pide al Gobierno que apruebe los recursos necesarios para "dar respuesta a la excepcional demanda sanitaria" generada en la crisis vigente.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad