Ada Colau y Jaume Collboni en el Ayuntamiento de Barcelona el 25 de mayo de 2016. Ese día firmaron el pacto de gobierno. Rompieron en noviembre pasado y ahora los socialistas no facilitan a la alcaldesa la aprobación de las cuentas. /EFE/Andreu Dalmau
stop

Colau fichará a comisionados para que se encarguen de áreas clave como empresa, promoción, comercio o mercados que hasta ahora asumían los socialistas

Josep Maria Casas

Economía Digital

Ada Colau y Jaume Collboni en el Ayuntamiento de Barcelona el 25 de mayo de 2016. Ese día firmaron el pacto de gobierno. Rompieron en noviembre pasado y ahora los socialistas no facilitan a la alcaldesa la aprobación de las cuentas. /EFE/Andreu Dalmau

Barcelona, 16 de noviembre de 2017 (19:03 CET)

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha consumado este jueves la expulsión de los cuatro concejales socialistas del gobierno municipal de Barcelona. Gerardo Pisarello, primer teniente de alcalde, toma el mando de toda el área económica, incluidas las carteras de empresa e innovación del socialista Jaume Collboni, aunque colocará un comisionado al frente.

En un comunicado, Collboni advierte que las carteras de empresa, innovación y cultura, que él ha gestionado hasta ahora, “pierden peso político, quedan divididas y desaparecen de las prioridades” del nuevo gobierno municipal. Colau cuenta con el único apoyo de los once concejales de Barcelona en comú. No obstante, los independentistas del Pdecat y ERC han permitido que pueda tramitar los presupuestos para el próximo año. Así le han devuelto el primer favor por romper con los socialistas.

Collboni lamenta que áreas clave para la ciudad como empresa, promoción económica, comercio o mercados –las dos últimas eran lideradas hasta ahora por la también socialista Montserrat Ballarín- pierdan peso al ser asumidas por comisionados. Colau no dispone de suficientes concejales para situarlos al frente de todas las áreas. “Hoy la señora Colau ha dejado claro que la reactivación económica desaparece de sus prioridades”, concluye.

Defensor de la colaboración público-privada

Collboni siempre defendió la colaboración público-privada. Los agentes económicos de la ciudad se preguntan ahora si van a cambiar las políticas. Desde las asociaciones de comerciantes se recuerda que, desde la llegada de Collboni al gobierno municipal en mayo del año pasado, mejoraron las relaciones. Ahora temen que empeoren.

Como primer teniente de alcalde, Pisarello asumirá las áreas de promoción de la ciudad, presencia en Fira de Barcelona, en la Fundación Mobile World Capital, el Consorcio de la Zona Franca y la marca Barcelona. También coordinará las relaciones institucionales con la Generalitat y el Estado.

Entre las funciones que ha heredado de Collboni, Pisarello se encarga desde este jueves de la representación de Barcelona en la lucha para conseguir ser la sede de la Agencia Europea del Medicamento. Precisamente, Pisarello asume esta responsabilidad cuatro días de que se decida cual será la ciudad que acogerá a los eurofuncionarios de la agencia del medicamento. Barcelona está descartada pese a iniciar la carrera como una de las ciudades favoritas.

Agencia del Medicamento: Pisarello lidera la candidatura de Barcelona cuando ya está derrotada

Agustí Colom, concejal de Turismo, se encargará también de comercio y mercados, aunque al frente se situará un comisionado. Janet Sanz, de Urbanismo, se quedará con las de arquitectura, paisaje y patrimonio, hasta ahora en manos del socialista Daniel Mòdol. El actual comisionado de edudación, Miquel Àngel Essomba, incorpora las áreas sociales que gestionaba Carmen Andrés.

Este viernes, el gobierno de Colau anunciará la identidad de los comisionados que se encargarán de áreas como las de empresa o cultura. Tan sólo han avanzado que se trata de profesionales técnicos de reconocido prestigio.

Hemeroteca

Ada Colau
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad