Ada Colau revalida la alcaldía de Barcelona. /EFE
stop

Barcelona en Comú da la espalda a ERC y se propone que Colau intente la investidura

Barcelona, 06 de junio de 2019 (21:36 CET)

Ada Colau intentará la investidura como alcaldesa de Barcelona. La dirección de su formación, Barcelona En Comú, ha decidido este jueves que mantendrá la candidatura de Colau a la alcaldía de Barcelona, siempre que los miembros del partido lo apoyen. La decisión supone una clara advertencia a ERC: Colau va a por todas.

Las bases de Barcelona en Comú deberán ratificar esta postura de la dirección en el pleno que celebrarán este mismo viernes. El partido debatirá los resultados de los comicios municipales del 26-M y analizarán la propuesta de la alcaldesa de presentarse a la investidura en la sesión del próximo 15 de junio.

Para ser investida necesita más apoyos que el republicano Ernest Maragall y, en principio, los puede tener si cierra un acuerdo con el PSC de Jaume Collboni y si Manuel Valls cumple su promesa de regalar el voto de sus concejales.

Ernest Maragall, el líder municipal de ERC que ganó a Colau por 4.800 votos, ha congelado las conversaciones con Colau después de que ésta rechazara su oferta de un gobierno conjunto con un reparto a medias de los cargos municipales. ERC realizó esta oferta partiendo de que Maragall sería el alcalde y Colau la rechazó.

En un comunicado, los comuns confirman que Colau presentará candidatura a la alcaldía. En el plenario (asamblea) de Barcelona en Comú convocado para este viernes se someterá a votación que Colau se presente a la investidura el próximo 15 de junio.

Vetos cruzados

Los comuns argumentan que no tenían otra alternativa después de la situación de “estancamiento” provocada por los vetos cruzados de ERC y PSC.

“La mejor propuesta es que Ada Colau presente su candidatura a la investidura. Una propuesta que no cierra la puerta a seguir trabajando por un gobierno estable de fuerzas de izquierda, tal como la ciudadanía determinó en las elecciones municipales”, según señalan en el comunicado.

Horas antes de la reunión de los comuns, Colau mantuvo un encuentro con el líder del grupo municipal socialista, Jaume Collboni. En estos momentos, el PSC se ha convertido en el socio prioritario de Barcelona en Comú.

En declaraciones a los periodistas, Collboni descartó que los votos de los concejales del PSC hagan alcaldesa a Colau si no logran cerrar antes un acuerdo con Barcelona en Comú. Collboni aseguró que buscarán este acuerdo "hasta el último momento".

Antes de la reunión de la ejecutiva de la federación del PSC de Barcelona, Collboni dejó claro que Colau no será alcaldesa si antes no alcanza un acuerdo programático con el PSC que desemboque en "un gobierno de izquierdas" en el que no tenga cabida la independentista ERC.

La posición de los socialistas es muy distinta a la de Manuel Valls, que ofrece a Colau los votos de su lista "sin condiciones" para evitar que el alcaldable de ERC, Ernest Maragall, se haga con la alcaldía.

La posición de Valls también choca con la de la dirección de Ciudadanos, que se ha presentado a las elecciones junto a él y que se niega, sin embargo, a investir a Colau.

La ejecutiva del PSC de Barcelona avaló este jueves una propuesta de resolución -hecha pública por Collboni- por la que insta a negociar "exclusivamente" con Barcelona en Comú un "gobierno paritario". Collboni confirmó que las conversaciones con los comuns se iniciaron "hace muy poco" y que "no hay nada hecho".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad