Colau utiliza el proyecto del tranvía para dividir a Convergència

stop

Ficha al convergente Pere Macías para la dirección estratégica de la conexión por la Diagonal, que cuenta con el rechazo del grupo municipal de CDC que lidera Xavier Trias

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, con la presidenta de TMB, Mercedes Vidal.

Barcelona, 19 de abril de 2016 (01:00 CET)

Jugada de altura de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Con el grupo municipal de Convergència ya deprimido, la alcaldesa utiliza ahora el proyecto del tranvía, y la conexión por la Diagonal, para dividir a CDC, que sigue dirigiendo el ex alcalde, Xavier Trias.

Colau ha fichado al convergente Pere Macias, el ex consejero de Territori, para la dirección estratégica del proyecto, que unirá los dos tramos del tranvía por la Diagonal. La desolación, según fuentes municipales, fue total en el grupo de Convergència. Por un doble motivo. De hecho, ya fue el ex president Artur Mas quien el pasado mes de julio, tras una entrevista con Colau, aseguró que estaba de acuerdo en conectar el Trambaix con el Trambesòs, por la Diagonal.


Dolor en CDC

Eso causó dolor en el equipo de Xavier Trias, que recordó que los barceloneses ya habían rechazado esa opción en la consulta que le costó el cargo al socialista Jordi Hereu. Con Carles Puigdemont al frente de la Generalitat esa opción se suavizó, con el argumento de que quien debía decidir era el propio ayuntamiento.

Pero es que ahora, Colau ha logrado una pinza que el grupo de CDC en el consistorio no se esperaba, y es que al frente de ese proyecto estará Pere Macias, que había apostado por esa conexión, y que conoce a la perfección el asunto, en calidad de ingeniero y de ex conseller de Territori.


Macias y Rull, una envolvente

La envolvente a CDC de Barcelona es más clara si se cuenta con que el actual consejero de Territori es Josep Rull, que defiende esa conexión y que tiene una muy buena relación con Macias. En Convergència no se estaba este lunes para muchas alegrías. Fuentes municipales sostienen que el enfado es mayúsculo, aunque Xavier Trias mantenía la entereza. Pero tampoco se trata de una sorpresa. Según Trias que al frente esté Macias no cambiará su opinión sobe el proyecto, ni al hecho de que sea su "amigo".

Macias dejó su escaño de diputado de CiU en el Congreso el pasado mes de octubre, antes de las elecciones generales del 20D. Su decisión fue la de dejar la política activa, y volver a su actividad profesional. Fuentes de su entorno aseguran que ha aceptado la propuesta de Colau porque "cree en el proyecto", y porque, además, forma parte de los encargos que desea realizar ahora en su nueva etapa como ingeniero.

La decisión constata que Convergència tiene un problema muy serio en Barcelona, porque, ante el proceso de refundación del partido, debe resolver también cómo renueva su equipo municipal, y se adapta a una nueva correlación de fuerzas en la que el partido de Ada Colau, Barcelona en Comú, podría llegar a un acuerdo con el PSC y ERC, fuerzas con las que negocia la aprobación de los presupuestos.


El proyecto de Colau

Colau ha ido preparando el terreno. El último paso fue el de avanzar en la línea favorable a ese proyecto de conexión del tranvía con la presentación de los estudios que constataban que era la opción más rentable. El coste del proyecto se cifró en 175 millones de euros. Los planes del consistorio pasan por redibujar la Diagonal entre las plazas Francesc Macià y las Glòries, con la idea dejar dos carriles de circulación por cada sentido y con la plataforma del tranvía por medio de la calzada.

De hecho, CDC basó su rechazo al proyecto en que la circulación entre esas dos plazas podría provocar un bloqueo en las calles que interseccionan la Diagonal.

Macias se incorporará en mayo, y estará bajo la responsabilidad de la tenencia de alcaldía de Ecología, Urbanismo y Movilidad del Ayuntamiento, que dirige Janet Sanz, de ICV. El nombramiento "permitirá coordinar la interlocución entre los diferentes agentes implicados en este proyecto", como son el Ayuntamiento, la Autoridad del Transport Metropolità (ATM), la Generalitat y TMB, según el comunicado del consistorio.


¿Influencia de ICV?

"El Gobierno municial quiere contar con la pericia profesional de Macias en materia de infraestructuras y red de tranvías para sacar adelante esta actuación clave por el transporte público de la ciudad", se añade.

Los grupos municipales buscaban este lunes otras razones para entender el fichaje de Macias. Y es que el ex consejero tiene un hermano, Miquel Macias, que ha formado parte de listas de ICV en el ámbito local. La influencia de los ecosocialistas en el equipo de Colau es notable.

Pero el hecho es que Pere Macias ha vuelto a su carrera profesional, defiende el proyecto y está disponible, aunque su nombramiento haya provocado un roto a Xavier Trias.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad