Fotografía: Geronimo Giqueaux

Cómo el género determina la movilidad urbana

stop

Un estudio del RACC y Zurich Seguros analiza cómo la percepción de seguridad personal influye en los hábitos de movilidad de hombres y (sobre todo) mujeres

Madrid, 16 de octubre de 2020 (10:02 CET)

El RACC y Zurich Seguros han presentado el informe 'Movilidad desde una perspectiva de género en Madrid', en el que analizan cómo la percepción de seguridad puede condicionar tanto en hombres como en mujeres las decisiones en los desplazamientos urbanos a pie o en transporte público y privado.

Este informe relativo a la ciudad de Madrid se suma al presentado en Barcelona hace unas semanas, y las conclusiones son similares: existe una relación entre el género y la movilidad.

Los resultados se han obtenido en base a más de 1.500 encuestas y 17.000 observaciones de comportamiento en hora punta en el bus y en el metro, y las conclusiones indican que, en general, las mujeres sufren más incidentes que los hombres, y con mayor frecuencia durante el día: el 40% de las mujeres han sufrido acoso físico o verbal mientras caminaban de día por las calles de Madrid, más del triple que los hombres.

Como consecuencia las mujeres se ven a menudo obligadas a modificar sus hábitos de movilidad con una frecuencia que duplica a las modificaciones que hacen los hombres.

El 47% de las mujeres han sufrido situaciones de acoso mientras caminaban por la calle de noche.

En concreto, y en el caso de Madrid, el 60% de las mujeres cambias de trayecto o de medio de transporte por motivos de percepción de seguridad personal, frente al 30% de los hombres, a pesar de que, apuntan, "la movilidad es un derecho de toda la población y está muy vinculada al desarrollo de actividades económicas y sociales."

Por este este motivo y con el fin de garantizar este derecho a toda la población, el RACC y Zurich Seguros emiten una serie de recomendaciones en base a los resultados de su estudio.

El 39% de las mujeres considera inseguro caminar por la noche, y también desplazarse en metro y bus

Estas recomendaciones van dirigidas tanto a las administraciones públicas como a los operadores de transporte público con el objetivo de mejorar la percepción de seguridad de la ciudadanía para evitar los problemas sociales, profesionales, económicos y de salud que puede comportar sobre la movilidad y asegurar que la movilidad sea neutral, sin prejuicios de género.

Algunas de estas recomendaciones pasan por mejorar la iluminación del espacio público, asegurar la participación de mujeres en los proyectos de seguridad en la movilidad, de planificación urbana y de diseño del espacio público, o implementar apps públicas de aviso inmediato (botón SOS) y realizar mejoras de servicios, calidad y seguridad en el transporte público atendiendo a este colectivo.

El taxi es considerado muy seguro por hombres y mujeres, aunque la valoración de las mujeres es 13 puntos inferior

Desde el RACC y Zurich Seguros creen necesario aprovechar este momento de aplicación de nuevas medidas y de modificación de hábitos para incrementar la seguridad sanitaria para hacer frente al Covid-19, para abordar otros aspectos que ayuden a aumentar la percepción de seguridad que tienen las personas mientras hacen sus desplazamientos habituales; en especial entre las mujeres, tanto en horario nocturno como diurno.

La seguridad percibida, es un factor que condiciona enormemente sus decisiones de desplazamiento. Entre otras consecuencias, perjudica el uso del transporte público en favor del vehículo privado, percibido como más seguro por el 77% de las mujeres.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad