El director general de Telefónica en Cataluña, Kim Faura, es el candidato propuesto por la Cambra para presidir Fira de Barcelona. Foto: Archivo

Las cúpulas de entidades clave para Cataluña entran en modo ‘pausa’

stop

Tres de las principales instituciones económicas catalanas aguardan a la formación del nuevo Govern para designar sus nuevas presidencias

EFE

El director general de Telefónica en Cataluña, Kim Faura, es el candidato propuesto por la Cambra para presidir Fira de Barcelona. Foto: Archivo

Barcelona, 13 de enero de 2018 (11:55 CET)

Las renovaciones de las presidencias de tres de las principales instituciones económicas catalanas (la Fira de Barcelona, el Puerto de Barcelona y la Cámara de Comercio de Barcelona) permanecen suspendidas por la coyuntura política, a la espera de que se forme gobierno tras las elecciones catalanas.

La presidencia de Fira de Barcelona, institución liderada por José Luis Bonet y que acoge salones de referencia en España y en el mundo, como el Mobile World Congress, es uno de los cargos especialmente relevantes que están a expensas de la configuración del nuevo ejecutivo catalán.

Le corresponde al presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona proponer al presidente de la Fira, pero el elegido debe contar con el aval del Ayuntamiento y de la Generalitat. Bonet agotó el máximo de tres períodos consecutivos de cuatro años en el cargo, Su mandato está vencido desde hace meses, pero lo prorrogará hasta que se elija a su sustituto.

Miquel Martí, presidente del grupo de transportes Moventia; Helena Guardans, presidenta de Sellbytel, o el director general de Telefónica en Cataluña, Kim Faura, son algunos de los nombres que se habían barajado para la presidencia de Fira, uno de las atalayas económicas con mayor proyección pública en Cataluña.

En la Cámara persiste la incógnita de si Miquel Valls optará por un nuevo mandato

La presidencia de la Cámara de Comercio de Barcelona está a la espera del nuevo Govern, pues el titular del departamento de Empresa y Conocimiento debería aprobar un decreto sobre las elecciones en el ente cameral. La corporación se encuentra en una situación de interinidad, ya que sus últimas elecciones se celebraron en 2010 y todos sus órganos de gobierno tienen los mandatos caducados desde 2014.

Ese año el gobierno español aprobó la ley básica de cámaras, que establecía que a finales de 2015 todas las comunidades autónomas debían tener adaptadas su legislación a esta normativa para permitir el inicio de los procesos electorales en estas instituciones. Cataluña es una de las comunidades que aún no la han adaptado.

A la espera de aprobar su propia ley de Cámaras, el gobierno catalán pasó en julio un decreto ley con el fin de desencallar la convocatoria de elecciones. No obstante, no hay fecha aún para las elecciones en la Cámara, aunque el abogado y economista Ramon Masià, que lideró tres campañas a la presidencia de la Cámara para Miquel Valls y una para Antoni Negre, ya ha presentado su candidatura.

También se ha postulado para la presidencia el joven Dídac Sánchez, y la incógnita es si Miquel Valls, que preside esta institución desde junio de 2002, optará a un nuevo mandato, algo que Masià cuestiona que pueda hacer, porque según él así lo impiden los estatutos.

Sixte Cambra abandonará la presidencia del Puerto cuando el Govern designe a su sustituto

Otro de los cargos institucionales que dependen del nuevo Govern es la presidencia del Puerto de Barcelona, ejercida actualmente por Sixte Cambra, nombrado en 2011. El pasado 14 de diciembre la Cambra comunicó al consejo de administración de esta institución que no renovaría en este cargo y que lo abandonará cuando el nuevo Govern designe a su sustituto.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad