Pedro Sánchez y Quim Torra en el encuentro del 6 de febrero de 2020 en el Palau de la Generalitat. Foto: EFE/AE

El Gobierno ofrece una mesa de diálogo inmediata (y 43 pactos más)

stop

Pedro Sánchez traslada una oferta de 44 pactos a Quim Torra: en el primer punto fija el inicio del diálogo político para este mes de febrero

Alessandro Solís

Economía Digital

Pedro Sánchez y Quim Torra en el encuentro del 6 de febrero de 2020 en el Palau de la Generalitat. Foto: EFE/AE

Barcelona, 06 de febrero de 2020 (13:32 CET)

El Gobierno de Pedro Sánchez y el Govern de Quim Torra "comenzarán el diálogo político en el mes de febrero en la reunión constitutiva de la Mesa de Diálogo", según reza el punto primero de un documento con 44 pactos que el Ejecutivo central ha ofrecido a la Generalitat este jueves en la reunión entre el presidente socialista y el líder independentista.

La negociación "tiene como objetivo buscar soluciones políticas que reflejen los intereses de una amplia mayoría de catalanes", dice el mismo documento –recogido por Europa Press–, que puede leerse a continuación. La mesa de diálogo –y su celebración en breve– era una de las exigencias de Esquerra Republicana (ERC) para facilitar la investidura de Sánchez.

Antes de precipitar el diálogo bilateral con la Generalitat, el Gobierno amagó con postergarlo hasta después de las elecciones catalanas, que serán convocadas una vez se aprueben los presupuestos del Govern, según los planes de Torra. Sánchez rectificó ante la presión de ERC, que le ordenó ponerla en marcha ahora mismo pese a la incertidumbre que emana del Govern.

El documento está hecho a la medida de las exigencias y reproches separatistas, con la ausencia de una propuesta relacionada con una consulta o un referéndum de autodeterminación, obsesión de Torra en torno a la reunión con Sánchez. El pacto de investidura, no obstante, dice que el acuerdo alcanzado en la mesa de diálogo se someterá a consulta; por ello el silencio al respecto.

Las 44 promesas de Sánchez

Además de abrir vías de negociación y diálogo sobre el futuro de Cataluña, el documento para una "agenda de reencuentro" que Sánchez ha entregado a Torra pone como segundo punto de importancia "evitar la judicialización de la política", lo que pasa por una "búsqueda de soluciones" al conflicto catalán pero "en el marco de la ley y el respeto a la seguridad jurídica".

El Gobierno de Sánchez y Pablo Iglesias se ha comprometido también a "exhumar a los represaliados que descansan en fosas comunes", "homenajear a las víctimas" del franquismo y "anular las condenas y sanciones" como la del expresident Lluís Companys, en un apartado dedicado a la memoria democrática en la que se hace alarde de la exhumación del dictador Francisco Franco.

Con respecto a la financiación autonómica, Sánchez se ha comprometido a impulsar una reforma del sistema que asegure "la justa distribución de los recursos públicos". También ha avanzado que presentará en el Consejo de Política Fiscal y Financiera –a la cual el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, ha dicho que no asistirá– una senda de déficit "más transitable".

Las inversiones prometidas serán cumplidas, según la agenda de Sánchez, que también asegura que el Gobierno "estudiará los planteamientos tributarios de la Generalitat". El documento también ofrece pactos en materias como la cooperación, la política social, el apoyo a los servicios públicos, impulso a las infraestructuras y apoyo ante las catástrofes naturales.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad