El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante la reunión semanal del gobierno catalán. EFE

El TSJC aplaza el juicio a Torra más allá de las elecciones del 10-N

stop

El Alto Tribunal acuerda suspender las sesiones del juicio, previstas para los próximos días 25 y 26 de septiembre

20 de septiembre de 2019 (09:57 CET)

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha aplazado hasta el 18 de noviembre el juicio por desobediencia al presidente de la Generalitat, Quim Torra, al estimar que no podrá resolver las recusaciones presentadas por el presidente contra los magistrados que deben juzgarlos antes del 25 de septiembre, cuando estaba fijada inicialmente la vista. Esto supondría que el juicio se celebrase una vez transcurridas las próximas elecciones generales, que se prevén para el día 10 de noviembre.

El presidente catalán será juzgado por no retirar los lazos amarillos de los edificios públicos en campaña electoral, tal y como le había exigido la Junta Electoral.

El motivo de la suspensión, según la resolución, es que todavía no ha sido "procesalmente posible" concluir la instrucción del incidente de recusación que la defensa de Torra presentó contra el presidente del TSJC, Jesús María Barrientos, y la magistrada del Alto Tribunal Mercedes Armas, dos de los jueces que componen la sala designada para juzgarle.

La posibilidad de que el TSJC tuviera tiempo de resolver el incidente presentado por Torra antes del juicio era remota, después de que el presidente catalán pidiera el pasado martes una tercera recusación, la del magistrado Carlos Ramos, quien debe resolver la planteada contra sus compañeros Barrientos y Armas.

En esa nueva petición, Torra solicitaba apartar a Ramos alegando que está "estrechamente vinculado" al PSC, porque fue nombrado magistrado a propuesta del Parlament y a instancias de este partido, que, añadía el presidente de la Generalitat, "ha destacado enormemente por su interés" en que el presidente catalán dimita o convoque elecciones.

Torra consigue finalmente el solicitado aplazamiento 

A principios de septiembre, el Tribunal informaba de que la celebración del juicio a Torra por los lazos amarillos se celebraría los días 25 y 26 de septiembre, fehcas que coincidían con el Debate de Política General en el Parlament. Tras este anuncio, el presidente de la Generalitat presentó un recurso para su aplazamiento que desestimó la TSJC.

El presidente alegaba en su recurso que el Alto Tribunal demostró unas "prisas" para juzgarle por desobediencia a la Junta Electoral Central al no retirar los lazos amarillos, razón por la que cree que se entró en un "error procesal", ante lo cual la Fiscalía pidió que se mantuviera la fecha porque el presidente no había concretado ninguna causa de "fuerza mayor" que impidiera su presencia.

Este viernes, tras conocer la decisión del Tribunal, la defensa de Torra, que ejerce el abogado Gonzalo Boye, ha escrito en su cuenta de Twitter: "Esto demuestra que las prisas son incompatibles con el derecho a un proceso con las debidas garantías y al juez imparcial y que las recusaciones tienen, prima facie, fundamento."

 

Hemeroteca

Quim Torra
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad