Puigdemont nombra líder independentista a su amigo empresario. EFE/Quique García

Giro de Puigdemont: no a la investidura de Sánchez

stop

El entorno de Carles Puigdemont, hasta ahora partidario de una abstención, se vuelca al 'no' por el discurso de Pedro Sánchez sobre Cataluña

Alessandro Solís

Economía Digital

Puigdemont nombra líder independentista a su amigo empresario. EFE/Quique García

Barcelona, 22 de julio de 2019 (21:16 CET)

El presidente del Gobierno en funciones y candidato a la investidura, Pedro Sánchez, se aseguró este lunes el rechazo de Junts per Catalunya (JxCat). No solo no ofreció cesiones a Quim Torra y Carles Puigdemont, sino que eludió referencias concretas a Cataluña y al independentismo hasta el último momento. Cuando se refirió al asunto, por insistencia del grupo de Unidas Podemos, evitó hablar de propuestas para la comunidad.

La falta de una propuesta para "dar voz a Cataluña" era, desde la semana pasada, la exigencia de Torra para dar el  a Sánchez, aunque los intentos para marcar la línea por parte del vicario de Puigdemont no hicieron mella en JxCat, que fue prudente y avanzó que abogaba por votar en contra "en las circunstancias actuales". Sin embargo, dentro de la confluencia separatista aún hay opiniones encontradas respecto a la investidura.

Sánchez: ningún guiño a Puigdemont y Torra

Sánchez, en sus discursos y réplicas de este lunes, estuvo por la labor de desasociarse por completo del entorno de Torra y PuigdemontDurante su primera intervención, se limitó a comentar que para superar las tensiones territoriales no solo se requiere aplicar la Constitución, sino que es necesario un "proyecto colectivo de regeneración nacional".

Profundizó en el asunto ante la insistencia de Podemos para que abordara el tema, y allí admitió "discrepancias profundas" con el grupo de Pablo Iglesias para resolver el conflicto catalán y reprochó que cuando ellos hablan de Cataluña "piensan que solo tiene una voz, y yo creo que tiene muchas". Es un problema de convivencia, dijo, "no de Cataluña y el Estado español".

"Esta no es una crisis entre un pueblo oprimido y un Estado que no es democrático y de derecho", enfatizó, con lo que el rechazo de Torra y Puigdemont se hizo cada vez más palpable. El del president de la Generalitat era un no rotundo (en el que se ratificó este mismo lunes), pero Puigdemont había dejado la votación más abierta, y su entorno clama ahora por votar en contra del candidato socialista.

El entorno de Puigdemont se decanta por el 'no' a Sánchez

El abogado de Puigdemont, Jaume Alonso-Cuevillas, comentó en Twitter que, "con estas discrepancias, si finalmente pactan (PSOE y Unidas Podemos), será solo por intereses electorales partidistas". "Lo que está claro es que con un discurso así respecto a Cataluña, ningún partido independentista puede facilitar la investidura de Pedro Sánchez", añadió el letrado y diputado de JxCat en el Congreso de los Diputados.

No es el único del entorno de Puigdemont que está girando al no. Jordi Sànchez, que hasta ahora defendía la abstención, reaccionó al debate de investidura lamentando que "muchos han hablado de nosotros pero sin hablar con nosotros". Y una bomba: "Ahora hablamos nosotros: escuchado el debate y con los precedentes que acompañan al candidato, no a la investidura de Pedro Sánchez".

También en el espacio puigdemontista, y también desde la cárcel, Jordi Turull llamó a rechazar a Sánchez, compartiendo el mismo mensaje que el ex presidente de la Assemblea Nacional Catalana (ANC). También la Joventut Nacionalista de Catalunya (JNC), rama juvenil del Pdecat, se posición al lado de los partidarios del rechazo a Sánchez dentro del espacio de JxCat.

La portavoz de la formación separatista en el Congreso, Laura Borràs, recurrió a la ironía para referirse a la intervención del candidato del PSOE. "Se ve que Cataluña no es España, igual resulta que ya somos independientes y no nos hemos enterado, porque después de dos horas de discurso no se ha mencionado Cataluña", dijo Borràs.

Temprano en la mañana, el presidente del Pdecat, David Bonvehí, dijo que estaba "sorprendido" de que Sánchez no haya contactado aún con JxCat en las horas previas al debate de investidura, y avisó que siguen a la expectativa de si hay un acuerdo con Podemos. En el discurso de investidura seguro encontró la razón de su silencio: el líder socialista pasó de todo con el discurso de Cataluña.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad