Pablo Iglesias y Alberto Garzón en la manifestación del 1 de mayo en Madrid, tras las elecciones del 28-A. Foto: EFE/FA
stop

El líder de Unidas Podemos afirma que su formación es "imprescindible" para formar Gobierno, pero el PSOE rebaja su vínculo a lo "programático"

Alessandro Solís

Economía Digital

Pablo Iglesias y Alberto Garzón en la manifestación del 1 de mayo en Madrid, tras las elecciones del 28-A. Foto: EFE/FA

Barcelona, 01 de mayo de 2019 (14:31 CET)

Pablo Iglesias presiona a Pedro Sánchez para estar en el Gobierno. En el marco de la manifestación del 1 de mayo en Madrid, el líder de Unidas Podemos amenazó con pisar el freno de la investidura si su formación no entra en el Ejecutivo del PSOE, asegurando que un Gobierno de coalición es el único que defenderá a los trabajadores.

Junto con el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, Iglesias dio a entender que desconfía de Sánchez y que no facilitará gratuitamente la investidura del presidente en funciones. "Nuestra mano está tendida, sin líneas rojas, para una negociación con el Gobierno de un programa progresista y con equipos de gobierno que aseguren la implementación de este programa".

Iglesias afirmó que la primera decisión de Sánchez después del 28-A ha sido atender a las "presiones" de la CEOE y del Banco Santander, y se mostró indignado por haberse dado cuenta a través de la prensa sobre su reunión con el mandatario la próxima semana en la Moncloa. Y le pareció "extraño" que se reúna primero con Pablo Casado y Albert Rivera.

"Esperamos que no esté intentando un gobierno con la derecha", dijo el número uno de Podemos. Y sospechó que estos encuentros son la "respuesta" de Sánchez a las "presiones" de la CEOE. "No se puede decir una cosa en campaña y luego hacer lo que te dice la CEOE y Ana Patricia Botín”, que “quieren un gobierno en el que no esté Unidas Podemos", dijo.

El PSOE rebaja el acuerdo con Podemos a lo "programático"

Mientras la estrategia de Iglesias es llevar sus exigencias al PSOE a la esfera más pública posible, los socialistas se atrincheran en la ambigüedad a la que se han acostumbrado durante estos 10 meses de gobierno. El secretario de organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, esquivó el amague de Podemos.

Ábalos aseguró que el PSOE tiene la "voluntad" de llegar a acuerdos con el resto de partidos, aunque tiene "preferencia" de negociar con Unidas Podemos. No obstante, su ideal es un Ejecutivo en solitario, "como el que tenemos". "Siendo la primera fuerza se nos debe respetar tener un gobierno socialista", afirmó.

Con la formación de Iglesias existe "una experiencia previa", reconoce el cargo socialista. "Es lógico pensar que con Unidas Podemos podemos tener acuerdos con carácter programático", porque "es fácil para llegar acuerdos", manifestó. Sobre lo que dice Iglesias de que Podemos es "imprescindible" para formar gobierno, Ábalos dice que es algo "subjetivo".

Sobre los acuerdos con otras formaciones, el secretario de organización del PSOE dijo que con Ciudadanos "no se dan las condiciones" por la actitud del partido de Rivera, y acerca de hablar con Vox aseguró que "no es el momento" porque no es "una fuerza para iniciar conversaciones para entendimiento institucional".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad