La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie. EFE

La ANC se pone en marcha para liquidar la marca de ERC en las municipales

stop

La Asamblea Nacional Catalana abre un registro de votantes para forzar candidaturas independentistas unitarias de cara a elecciones del 29-M

Barcelona, 27 de agosto de 2018 (04:55 CET)

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) se pondrá este mismo lunes en marcha para iniciar una operación política destinada a barrer la marca de ERC de las próximas elecciones municipales del 29 de mayo.

La ANC defiende la formación de candidaturas unitarias independentistas de cara a las municipales en contra del criterio de ERC, que aspira a presentar sus propias listas y candidatos para incrementar su poder local aprovechando su tirón demoscópico.

Pero la Asamblea, alineada con Carles Puigdemont, considera que es mejor presentar candidaturas al estilo de Junts pel Sí (la marca que integró a CDC y Esquerra en las autonómicas de 2015) y para ello es imprescindible engullir las siglas de ERC.

La entidad soberanista pondrá hoy en marcha un registro electrónico de votantes con el propósito de lograr que miles de ciudadanos se apunten a la idea de celebrar primarias como paso previo para formación de candidaturas unitarias independentistas el próximo 29-M.

La ANC, al servicio de Puigdemont

La iniciativa de la ANC está en la misma línea que la Crida Nacional per la República, el movimiento político que impulsa Puigdemont para fagocitar a los partidos independentistas. Sin embargo, la Asamblea niega estar trabajando al servicio de la Crida pese a las evidentes coincidencias.

Estas primarias, según la Asamblea, deben servir para "exigir unidad a los partidos" y para potenciar las opciones de victoria en las principales ciudades de Cataluña. El premio gordo, claro, es Barcelona y la entidad soberanista está convencida de que será más sencillo asaltar la capital catalana con una lista conjunta, tal y como propugna el candidato Jordi Graupera

La ANC incluso ha calendarizado sus procesos. Se da la primera quincena de septiembre para que los catalanes se registren como potenciales votantes de estas primarias y la segunda quincena para que se incriban los propios candidatos a ser alcalde.

Acabado este doble proceso, la Asamblea llamará a la puerta de los partidos para que se sometan a su modelo. No tendrá problema alguno con el Pdecat, que reniega de su marca y quiere acudir con una distinta. La duda es las resistencias que hallará en ERC.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad