La alcaldesa Ada Colau junto con el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, en un acto electoral de Barcelona en Comú el 11 de mayo de 2019. Foto: EFE/MP
stop

La inseguridad en Barcelona, asunto medular en la campaña de las elecciones municipales, podría costarle la reelección a Ada Colau

Economía Digital

La alcaldesa Ada Colau junto con el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, en un acto electoral de Barcelona en Comú el 11 de mayo de 2019. Foto: EFE/MP

Barcelona, 12 de mayo de 2019 (12:32 CET)

La inseguridad es el talón de Aquiles de Ada Colau. La alcaldesa, que arrancó el sábado la campaña para buscar la reelección al frente de los comunes, arropada por Pablo Iglesias, estila redirigir las culpas de los problemas de seguridad de la ciudad condal a los cargos de la Generalitat, pero las cifras desmontan su discurso.

No solo es Barcelona la ciudad más insegura de España, que a su vez es el tercer país más seguro de Europa. Su tasa media de delitos por cada 1.000 habitantes más que duplica el promedio nacional, y es cuatro veces superior a la del municipio más seguro del país. Los electores tendrán en cuenta estos datos al acudir a las urnas el 26 de mayo.

En Barcelona se registran 119,85 delitos por cada 1.000 habitantes, muy por encima de la tasa media de 45,61 actos de delincuencia en el conjunto de España, según los datos de la criminalidad de 2018 que publica el Ministerio del Interior. De las 63 ciudades con una población de más de 100.000 habitantes, solo 28 superan la tasa media.

Barcelona saca ventaja a las otras ciudades más inseguras de España

La capital catalana registró 10 asesinatos u homicidios en 2018, casi la cuarta parte de todos los que se produjeron en Cataluña ese mismo año. También es cierto que fueron 18 menos que en 2017, pero a nivel macro las cifras de Barcelona son verdaderamente preocupantes, destacando incluso frente a las otras ciudades que le suceden entre las más inseguras.

No por nada la inseguridad se ha colocado en el centro del debate electoral de cara a las municipales del 26-M. Los partidos de la oposición señalarán la mala imagen que Barcelona se gana gracias a estos números. Y es que la tasa media de delitos es de 119,85 por cada 1.000 habitantes es 1,5 veces superior que la de la segunda ciudad más insegura de España.

Marbella, con 80,4 delitos por cada 1.000 habitantes, y con una población de 140.000 personas, es la segunda ciudad en el ránking de inseguridad. Madrid es la tercera, con una tasa de 74,49 delitos por cada 1.000 habitantes, siendo la ciudad dirigida por Manuela Carmena la más poblada del país, con 3,2 millones de habitantes.

Tarragona y Palma de Mallorca completan el "top 5" de criminalidad, con tasas de 73,34 y 72,51 delitos por cada 1.000 habitantes, respectivamente. Datos que sin duda contrastan con los de las cinco ciudades españolas más seguras, encabezadas por Gijón, que tiene una media de 27,48 infracciones penales por cada millar de habitantes.

Logroño es la segunda más segura, con 28,56 delitos por cada 1.000 habitantes. Le siguen Oviedo, Torrejón de Ardoz y Castellón de la Plana, con unas tasas de 29,62, 31,26 y 31,72 infracciones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad