La Bolsa de Barcelona debe mudarse antes de fin de año

stop

La Generalitat quiere vender el inmueble vacío para cumplir con el objetivo de déficit del ejercicio en curso

Entrada de la Bolsa de Barcelona | ED

09 de agosto de 2014 (09:26 CET)

Los directivos de la Bolsa de Barcelona deben buscar una nueva casa para acoger las negociaciones en la capital catalana antes de que termine el año. La Generalitat, propietario de la actual sede de la institución, ha señalado el edificio como el activo más rentable para conseguir fondos extraordinarios en el ejercicio en curso. Y el Ejecutivo está obligado a vender patrimoni para cumplir con el objetivo de déficit.

El director general de Patrimonio en Cataluña, Salvador Estapé, ha indicado a Europa Press que el gobierno quiere vender el inmueble vacío. “Es el activo más importante, nuestro deseo es traspasarlo porque está muy bien situado”. La actual sede de la Bolsa de Barcelona está situada en el paseo de Grácia de la capital catalana, la milla de oro donde se concentran todas las tiendas de grandes marcas de la ciudad.

Conseguir 57,4 millones


El Ejecutivo liderado por Artur Mas busca a un comprador por el inmueble desde 2011. Primero, lo intentó en un lote con otros edificios públicos y después por separado. Está valorado en 57,4 millones de euros y el principal problema es que la institución dirigida por Joan Hortalá tiene derecho de uso de las instalaciones hasta 2030. Estapé ha confirmado que ya han iniciado las conversaciones para pactar el traslado.

La Generalitat confía en obtener 130 millones de ingresos extraordinarios con la venta de edificios públicos en el segundo semestre. En la primera mitad del año, ha conseguido 266 millones con 17 activos. Además de la Bolsa de Barcelona, también se comercializa la sede de la antigua consejería de Treball en la calle Sepúlveda de Barcelona, que actualmente acoge los responsables públicos de las relaciones laborales en Cataluña.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad