La fiscalía insiste en que Mas sea inhabilitado por diez años

stop

También mantiene que Joana Ortega e Irene Rigau no puedan ejercer cargos públicos por nueve años

Economía Digital

De izq. a der., Joana Ortega, Artur Mas e Irene Rigau, en el banquillo durante la primera sesión de juicio sobre el 9N, este lunes. EFE/Alberto Estévez
De izq. a der., Joana Ortega, Artur Mas e Irene Rigau, en el banquillo durante la primera sesión de juicio sobre el 9N, este lunes. EFE/Alberto Estévez

Barcelona, 09 de febrero de 2017 (18:21 CET)

El juicio por el 9N llega a su recta final: el caso quedará visto para sentencia este viernes, y la fiscalía mantiene que Artur Mas sea inhabilitado de ejercer cargos públicos durante diez años por los delitos de desobediencia y prevaricación. En el caso de Joana Ortega e Irene Rigau, la petición se reduce a nueve años como cooperantes necesarias de esos presuntos delitos.

La defensa de los tres acusados mantienen las solicitudes de absolución, al entender que el expresidente y las exconsejeras no desobedecieron al Tribunal Constitucional (TC) al realizarse la consulta independentista el 9 de noviembre del 2016 ()N). El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) había descartado que los acusados hayan cometido un delito de malversación, que sí se castiga con penas de prisión.

En su escrito de acusación, la fiscalía sostiene que Mas, Ortega y Rigau articularon "una estrategia de desafío completo y efectivo a la suspensión de la consulta del 9N" y que eran "plenamente conscientes" de que estaban quebrantando "el obligado acatamiento de las órdenes del Tribunal Constitucional".

Declaran los voluntarios

En el penúltimo día del juicio han declarado cinco voluntarios del 9N propuestos por la defensa de Ortega. Han coincidido en desvincular a la Generalitat de la organización de la votación, aunque no han podido recordar diversos detalles de la logística de la jornada de votación.

Según los voluntarios, no existía ningún teléfono al que llamar en caso de incidencias técnicas en el transcurso de las votaciones y desconocían quién gestionaba el único número que les facilitaron para informar de la participación y del escrutinio.

Por otra parte, un informe de la Guarda Civil demostró que la web del 9N sí se podría haber desactivado. El perito contradice la versión del excoordinador del 9N, Joan Cañada, quien aseguró que era "técnicamente imposible" dar de baja la web después de la prohibición emitida por el TC.

El juicio quedará visto para sentencia este viernes, con la exposición de los informes finales de las partes. Los acusados tienen el derecho de hacer uso de la palabra. Mas, Ortega y Rigau anunciaron que hablarán ante el tribunal.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad