De izquierda a derecha, Joaquim Forn, Jordi Cuixart, Jordi Sànchez y Raül Romeva durante el juicio del procés en el tribunal Supremo. Todos ellos están en situación de prisión preventiva a la espera de que se dicte sentencia. /EFE

La sentencia del procés encamina a Junqueras a 10 años de prisión

stop

Fuentes jurídicas apuntan que la sentencia del procés, que se va a conocer el lunes, condenará por sedición a los líderes del 1-O

Economía Digital

De izquierda a derecha, Joaquim Forn, Jordi Cuixart, Jordi Sànchez y Raül Romeva durante el juicio del procés en el tribunal Supremo. Todos ellos están en situación de prisión preventiva a la espera de que se dicte sentencia. /EFE

Barcelona, 12 de octubre de 2019 (11:49 CET)

Tras dos años del octubre que más ha tensado la democracia española desde que se reinstauró y tras cuatro meses de deliberaciones, el Tribunal Supremo anunciará este lunes la sentencia del procés a los líderes independentistas. 

Según avanza El Mundo, la Sala Segunda ha acordado condenar por un delito de sedición a nueve de los doce acusados por el desafío independentista. Se trata del ex vicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras; los ex consellers Joaquim FornJordi TurullJosep RullDolors Bassa y Raül Romeva; la ex presidenta del Parlament Carme Forcadell, y los dirigentes de las entidades soberanistas, Jordi Cuixart y Jordi Sànchez.

El citado periódico apunta que la Sala que preside el magistrado Manuel Marchena también condenará a varios de los ex miembros del Govern por malversación de caudales públicos en el referéndum ilegal del 1-O. El tribunal asumirá así la petición de la Abogacía del Estado –que cambió de criterio jurídico con la llegada de Pedro Sánchez al Gobierno– e impondrá diversas penas de prisión por sedición en concurso medial con malversación a varios promotores del proceso soberanista en Cataluña. 

La misma información citada apunta que los ex consellers Santi Vila, Meritxell Borràs y Carlos Mundó serán condenados por un delito de desobediencia. El tribunal tiene previsto absolverlos del delito de malversación al considerar que durante la celebración de los cuatro meses de vista oral no ha quedado acreditada la coautoría de los mismos en el desvío de fondos públicos de la Generalitat.

Delito de rebelión

Según avanzó El País el viernes, los magistrados sí entienden que se incurrió en un delito de rebelión durante esas jornadas -y otras tantas comprendidas entre septiembre y octubre de 2017- ya que consideran que todo era un plan orquestado por los líderes independentistas procesados y que incluía la instigación a la violencia para alcanzar de forma unilateral la secesión. A pesar de las diferencias de criterio entre Fiscalía y Abogacía, el Supremo coincide con la calificación jurídica de esta última, que les atribuye un delito de sedición. 

La sedición es un delito contra el orden público mientras que la rebelión es contra el orden constitucional. Según el artículo 544 del Código Penal En el caso de su comisión por parte de autoridades públicas las penas de la sedición oscilan entre los 10 y 15 años de prisión e inhabilitación absoluta para cargo público por igual periodo de tiempo.

Presumiblemente, la sentencia se emitirá el próximo 14 de octubre y, según El País, se emitirán al menos nueve condenas, que buscarán el voto por unanimidad de los siete magistrados que componen el tribunal. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad