La entrada del túnel del Cadí.

Los peajes más caros y más baratos de España (y sus descuentos)

stop

Llega el puente de la Constitución y se multiplican los viajes por carretera; para elegir ruta, es bueno saber dónde es más caro circular y a qué horas

Barcelona, 05 de diciembre de 2019 (07:00 CET)

Quien más quien menos está planificando un viaje para el puente de la Constitución, desde este viernes 6 de diciembre hasta el 8 o, en el caso de regiones como Madrid, hasta el lunes 9. Sea desde la capital española, desde Barcelona, Sevilla o Bilbao, al pueblo, la sierra, el campo o la playa —¿por qué no?—, hay que planificar la ruta y hay un factor que debe tenerse en cuenta: los peajes en las autopistas.

El Gobierno ha prometido levantar barreras, pero no es tan sencillo. Las vías de alta capacidad las gestionan empresas que tienen un contrato para muchos años. De momento solo ha podido suprimirlo en una, la AP-1 de Burgos a Álava, y en enero hará lo propio con la AP-7 sur, de Tarragona a Alicante, y la AP-4, entre Sevilla y Cádiz. Pero sigue habiendo más de 30 autopistas y túneles en los que hay que pagar para circular.

A continuación, ofrecemos una recopilación de los peajes más caros y más baratos de España. Algunos de ellos pueden evitarse, otros no si lo que se quiere es circular por una vía rápida y no por una carretera con rotondas y semáforos que atraviese pueblos. Cataluña es la CCAA que tiene los pagos más caros mientras que Galicia y Madrid tienen los más baratos. En otras regiones como Castilla-La Mancha, Castilla y León, Andalucía, Murcia y Extremadura o no pagan peajes o los que hay son muy residuales.

Túnel del Cadí (Girona)

El Túnel del Cadí tiene el peaje más caro de España con diferencia. Sus más de 12 euros suponen 40 céntimos por kilómetro. Sitio de paso habitual para los catalanes que veranean y pasan el fin de semana en la comarca de la Cerdanya, en el Pirineo de Girona, suele saturarse en fechas señaladas. Para los habituales la tarifa es más ventajosa, como sucede en la mayoría de peajes.

Túnel de Vallvidrera (Barcelona)

El Túnel de Vallvidrera es la vía más rápida para ir de Barcelona al Vallès, una de las comarcas con más actividad del área metropolitana de oca capital catalana. Como el Túnel del Cadí, la vía es de titularidad autonómica y lo gestiona la misma concesionaria, controlada por Abertis. Su precio varia en función de la hora pero puede llegar a los 4,34 euros por menos de 17 kilómetros, lo que deja en 0,26 euros el precio por kilómetro.

La C-16 de Sant Cugat a Manresa (Barcelona)

La C-16 es la autopista más cara de España, ya que es la misma que incluye los dos túneles ya citados. Los peajes dependen de los tramos y en el de Sant Cugat a Manresa, que es el que sigue después del Túnel de Vallvidrera si se parte de Barcelona, puede superar los 10,60 euros, por lo que el kilómetro vale 0,25 euros.

Túneles de Artxanda (Vizcaya)

Hay que ir al País Vasco para encontrar el cuarto peaje más caro, el de los Túneles de Artxanda, en Vizcaya. La abrupta orografía de esa zona justifica que el peaje del túnel, de menos de 5 kilómetros, cueste 1,20 euros los fines de semana, 24 céntimos por kilómetro.

La C-32 de Castelldefels a Vendrell (Barcelona-Tarragona)

Otra autopista de titularidad de la Generalitat de Catalunya, y con numerosos túneles, es la quinta del ranking de las más caras de España. La C-32 entre Castelldefels y Vendrell cruza los Túneles del Garraf hasta llegar a Sitges y su precio supera los 11 euros para menos de 50 kilómetros, es decir, 22 céntimos por kilómetro.

Andalucía, Navarra y Castilla y León tienen los siguientes peajes más caros. Sus precios pueden consultarse en este enlace. Pero vamos a ver ahora los peajes más baratos, aquellos que, según como, no vale la pena ni buscar un plan B.

Control de acceso a la radial de peaje R-2, que une Madrid con Guadalajara

La AG-57 de Puxeiros a Baiona (Pontevedra)

Esta autopista de titularidad gallega es la más barata de España con 6 céntimos por kilómetro. Por 1,70 euros se recorren los 28 kilómetros que unen Puxeiros y Baiona, en Pontevedra.

La R-4 Madrid-Ocaña

Se trata de una de las lamentablemente famosas radiales de Madrid, autopistas que quebraron por la falta de uso. Cogerla siempre ha sido opcional pues la capital española cuenta con vías de circunvalación de alta capacidad, si bien más saturadas. La R-4 llega a costar 6 euros que, para los 88 kilómetros que recorre, sale a 6 céntimos. Pero además, desde principios de este año es gratis por las noches.

La AP-8 de Bilbao a Santurce

Esta vía de titularidad estatal alrededor de Bilbao, hasta Santurce, tiene menos de 18 kilómetros y apenas cuesta 1,29 euros, aunque los laborables el precio es de la mitad. Así, el coste por kilómetro es de 7 céntimos.

La AG-55 de A Coruña a Carballo

Como la autopista más barata de España, la AG-55 es de titularidad de la Xunta de Galicia. Tienes tramos de peaje en sombra y otros con barreras, como es el caso del que une A Coruña con Carballo, pasando muy cerca de la Costa da Morte. Su precio es de 2,55 euros por 33 kilómetros, es decir, 7 céntimos por kilómetro.

La AP-41 de Madrid a Toledo

Esta es otra de las autopistas quebradas de los alrededores de la capital española, junto con las radiales. La AP-41 une Madrid con Toledo en más de 71 kilómetros que cuestan 5,70 euros, 7 céntimos por kilómetro.

En muchas de las autopistas, los conductores pueden beneficiarse de descuentos, aunque la mayoría son para usuarios habituales, ya sea usando sistemas de telepago como el Vía-T o con rebajas los días laborables. También los coches eléctricos y menos contaminantes tienen bonificaciones. Circular de noche puede ser una buena opción para este puente pues algunas autopistas, como las radiales de Madrid y la AP-41, son gratis entre las 12 de la noche y las 6 de la mañana.

Hemeroteca

Infraestructuras
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad