Los resultados en Escocia, el sí o el no, dan la 'victoria' a los soberanistas catalanes

stop

REFERÉNDUM DE INDEPENDENCIA

Alex Salmond, tras votar en Strichen./EFE/Andy Rain

18 de septiembre de 2014 (21:18 CET)

Drive liftado de Andy Murray. El tenista escocés ha apostado en el último día por la independencia de Escocia, provocando una enorme sonrisa en el ministro principal escocés, Alex Salmond.

Los partidarios del sí creen que han ganado ya, pase lo que pase en las últimas horas, a pesar de que el 'no' podría ser una realidad reflejada por el último sondeo, y por la reacción de los mercados financieros, que actúan siempre como termómetros ante posibles terremotos.

Consideran que han ganado, como aseguran fuentes de partidos catalanes que se han desplazado a Escocia para seguir el referéndum, porque el propio Salmond –y aquí llegan las similitudes con el presidente catalán Artur Mas-- quiso en su día un referéndum con tres preguntas, y no el binario sí o no a la independencia.

La tercera vía


Salmond quería un aumento notable del autogobierno, y es lo que logrará, tanto si gana el sí como el no, porque el Gobierno británico, del primer ministro David Cameron, se ha comprometido a una “devolution” de poder en caso de victoria del 'no'.

Es lo que pretendía también el President Artur Mas, que acordó, con los partidos pro consulta, CiU, ERC, ICV y la CUP, una pregunta que incluye una supuesta tercera vía, confusa, pero que, en todo caso, supondría seguir en España.

Por tanto, para esas fuerzas políticas soberanistas el resultado que se conocerá este viernes les ampara, aunque un 'sí' les ofrecería una enorme inyección de vitalidad para redoblar los esfuerzos encaminados a celebrar la consulta del 9 de noviembre. Lo que ocurre es que el referéndum escocés se acordó entre los dos gobiernos, un hecho determinante que Mas ha dejado de lado.  

Cameron, en la cuerda floja

En Escocia la gestión del referéndum tendrá consecuencias. A pesar de que el 'no' podría imponerse, por, entre cuatro o seis puntos, --el último sondeo de Ipsos ofrecía este mismo jueves un 53% contrario a la independencia, por un 47% a favor-- la campaña en tono catastrofista del 'no' con el lema Better Together, puede afectar seriamente la carrera política de Cameron.

Porque fue Cameron quien rechazó la tercera pregunta de Salmond, que respondía a esa voluntad de aumentar el autogobierno, sin romper con el Reino Unido.

Seguro de sí mismo, arrogante, Cameron ofreció una pregunta binaria, y el calendario, a un año vista, convencido de que el 'no' sería ampliamente mayoritario.

El desprecio a los 'chavs'

Cameron no valoró que el eje principal de la campaña en Escocia no es tanto una cuestión identitaria como social. Los conservadores sólo tienen un diputado en Westminster procedente de Escocia. Las masas de personas sin apenas trabajo, de origen obrero, a los que les denominan despectivamente 'Chavs', ya no confían en los laboristas, pero menos en los conservadores, y muchos se han sentido atraídos por el mensaje de Salmond.

Los mercados, pese a la reñida batalla que han mostrado los sondeos en los últimos días, han descontado la victoria del 'no'. La Bolsa de Londres y la libra esterlina registraron subidas este jueves. La libra alcanzó el mayor nivel frente al euro desde hace dos años, y se situó, al final de la jornada, en 1,271 euros. Respecto a la Bolsa, el índice FTSE 100 subió el 0,52%, y alcanzó los 6.815 puntos. Y esa reacción se entiende como un avance de que no ocurrirá nada.

La prima de riesgo en España, baja

En el caso de España no se ha producido, tampoco, ningún cataclismo, aunque los mercados suelen castigar a los países periféricos por cualquier movimiento. La prima de riesgo, la distancia entre el bono a diez años alemán y el español, descendió un 1,15% y se quedó en 120,80 puntos.

Pero las dificultades políticas acaban de comenzar. El soberanismo catalán cree que el referéndum de Escocia ha abierto una puerta, y que el Gobierno español debería reaccionar para permitir la consulta del 9N.

Mas presionará a Rajoy

El President Artur Mas protagonizará este viernes una conferencia de prensa para analizar el resultado de Escocia, en la que destacará la actitud del primer ministro David Cameron –aunque al líder conservador le puede costar el puesto-- al acordar con Salmond el referéndum. Su voluntad es aumentar la presión sobre Mariano Rajoy.

Este viernes, además, será el día en el que el Parlament aprobará la ley de consultas, y Mas podría, de forma inmediata, firmar el decreto de convocatoria del 9N.

Sólo un minuto después de que se publique en el Diario Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC), el Gobierno español presentará dos recursos, a la ley y al decreto, ante el Tribunal Constitucional.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad