Manos Limpias pide la imputación de Jordi Pujol Ferrusola en la causa de la herencia oculta en Andorra

stop

INVESTIGACIÓN POR FRAUDE FISCAL

Jordi Pujol Ferrusola, en la Audiencia Nacional

Barcelona, 01 de febrero de 2015 (20:27 CET)

A primera hora de este lunes, los abogados del sindicato Manos Limpias presentan en el juzgado de instrucción número 31 de Barcelona un escrito en el que piden la inmediata imputación de Jordi Pujol Ferrusola en la causa abierta por evasión fiscal y blanqueo de capitales contra su padre, el ex president de la Generalitat, Jordi Pujol, su madre y otros tres hermanos.

El sindicato, que lidera la múltiple acusación popular personada en este asunto, considera que hay suficientes indicios para acreditar que el primogénito de los Pujol "gestionó los fondos de la familia en Andorra" y "asumió la gestión del legado" que, según el reconocimiento público del propio ex president, se ingresó en Andorra hace ya más de 30 años.

El primogénito era el alma mater

La acusación popular cree que tras la declaración de Jordi Pujol y Soley, su esposa y tres de sus hijos el pasado día 27, "no hay duda de que Jordi Pujol Ferrusola decidía sobre esos fondos y daba órdenes a sus hermanos sobre cómo proceder para ingresar o retirar efectivo de las cuentas". Especialmente reveladora fue, en este sentido, la declaración judicial de Mireia Pujol quien dijo ante la juez que su hermano Jordi les daba las indicaciones del modo en el que debían de realizar los reintegros en las cuentas que emanaron del controvertido legado.

Más diligencias, más sospechas

Manos Limpias añade en este escrito al que ha tenido acceso Economía Digital, la petición de diversas diligencias de investigaciones como, por ejemplo, que Marta Ferrusola entregue el manuscrito de su suegro Florenci Pujol. Según el ex president, allí se recogen las indicaciones precisas sobre cómo se tenía que gestionar y repartir el legado. En la declaración del día 27, Pujol reveló la existencia de este documento pero ni él ni su esposa lo aportaron para asombro de la juez y de la fiscalía.

Además, el sindicato pide que se requiera al Banco de Madrid para que explique si en algún momento requirió a la familia Pujol los documentos del controvertido legado "dando cumplimiento, así, a la normativa en materia de prevención de Blanqueo de Capitales" que obliga a las entidades bancarias a cerciorarse del origen del dinero de sus nuevas cuentas, sobre todo, como es el caso, cuando éste procede del extranjero.

Nuevos testigos

Manos Limpias pide, así mismo, la declaración como testigos de la hermana del ex president, María Pujol i Soley, y de su marido, el historiador y economista Francesc Cabana i Vancells. Por último, se solicita a la juez para que oficie al registro civil "al objeto de acreditar que tanto Joaquim Pujol (primo de ex president) como Delfí Mateu, están muertos". Pujol declaró que, primero su primo Joaquim, y después Delfí Mateu, gestionaron el dinero del controvertido legado.

La fiscalía habla de farsa

Aunque oficiosamente, la fiscalía anticorrupción apoya buena parte de estas diligencias solicitadas por la acusación popular, incluida la imputación de Jordi Pujol Ferrusola, fuentes cercanas al ministerio público calificaron de "farsa" la escenificación que el matrimonio Pujol y tres de sus hijos hicieron el pasado día 27 ante la juez que les investiga por evasión fiscal y blanqueo.

Sigue sin llegar información relativa a las cuentas del clan Pujol en Suiza, Lienchestein y Andorra. La fiscalía insiste en que el presunto delito no habría prescrito pero reconoce que, hoy por hoy, no puede acreditar documentalmente el supuesto origen ilícito de al menos una parte del dinero que el ex president tenía en Andorra.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad