El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en su intervención este jueves en un foro de la agencia Reuters en Nueva York. /EFE/Ballesteros

Pedro Sánchez amaga con elecciones anticipadas

stop

Pedro Sánchez advierte durante su viaje a Nueva York que sólo agotará la legislatura si cuenta con los suficientes apoyos políticos

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en su intervención este jueves en un foro de la agencia Reuters en Nueva York. /EFE/Ballesteros

Barcelona, 27 de septiembre de 2018 (20:05 CET)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha advertido este jueves que sólo completará la presente legislatura, que finaliza en 2020, si prima la “cooperación” entre las formaciones políticas, en una clara alusión a los partidos que sostienen su precaria mayoría y, en concreto, a los independentistas.

En un foro de debate organizado por Reuters con motivo de su viaje a Nueva York, Sánchez ha barajado por primera vez en público que podría convocar elecciones anticipadas. Y ha afirmado que si los partidos políticos priorizan el conflicto a la cooperación “vamos a ir a elecciones y se acabará la legislatura”.

Sánchez recalcó que la política es un juego de prioridades. Por lo tanto, son los partidos que deben decidir si optan por una estrategia de confrontación o cooperación. Sólo esta última permitirá concluir la legislatura.

Insistió en que su “prioridad” son las políticas sociales y que, para implementarlas, necesita del apoyo de otras formaciones políticas. En caso contrario, dio a entender que no estaba dispuesto a mantenerse en la presidencia si no conseguía la cooperación de otros grupos políticos.

Sánchez realizó estos comentarios en Nueva York después de que el PP y Ciudadanos intentarán boicotear la aprobación de los presupuestos generales. Los grupos que posibilitaron su investidura, especialmente los independentistas del Pdecat y ERC, están poniendo muy caro su voto. Entre otras medidas, exigen que la Fiscalía General del estado retire la acusación de rebelión para los dirigentes independentistas. Este delito acarrea penas de hasta treinta años de cárcel.

La soledad del presidente

Además de las exigencias de los partidos, Sánchez intenta evitar a toda costa nuevas dimisiones entre sus ministros. El asedio es numantino. Después de las caídas de Máximo Huerta y Carmen Montón, la tensión es máxima sobre Dolores Delgado y Pedro Duque. La filtración de las conversaciones con el excomisario José Manuel Villarejo ha puesto en la cuerda floja a la titular de Justicia. Aquí no se acaban los problemas para Sánchez. Este jueves ha transcendido a los medios las tretas del ministro de Ciencia para pagar menos impuestos por sus inmuebles.

De momento, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha exigido la cabeza de la ministra de Justicia. El próximo lunes, a su regreso del viaje a Nueva York, Sánchez contactará con Iglesias y otros dirigentes de la oposición para intentar salvar los muebles.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad