Mayoría de rebote

Pedro Sánchez calcula que la crisis catalana se paliará en 10 años

stop

El presidente del gobierno es consciente de que la crisis en Cataluña "no se va a resolver en un año ni en dos, ni en cinco ni seis"

Barcelona, 24 de junio de 2018 (10:33 CET)

Pedro Sánchez prevé un lapso de una década para conseguir la normalización en Cataluña. La crisis "no se va a resolver en un año ni en dos, ni en cinco ni seis", afirma el presidente del gobierno en una entrevista de El País.

La cuestión catalana "va a necesitar de generosidad y de esfuerzo de todas las partes durante la próxima década. Por tanto, va a necesitar de normalización en primera instancia y, en segundo lugar, de acuerdo", agregó.

Sánchez defiende que su gobierno buscará resolver la crisis desde el ámbito político, "no desde el ámbito judicial", y a cambio solicita al gobierno de Quim Torra que muestre "voluntad de reconstruir la confianza".

Sánchez: "La Casa Real acertó cuando planteó que en lo político es el gobierno el que marca las líneas"

Al comienzo de su conversación con Soledad Gallego-Díaz, la nueva directora de El País, el presidente del Ejecutivo rehuyó del conflicto entre La Generalitat y la Casa del Rey, ante la decisión de Torra de romper relaciones con el Rey Felipe VI.

Tras evitar la pregunta la primera vez, Sánchez sostuvo que "la Casa Real acertó cuando planteó que en todo lo que tiene que ver con la política es el gobierno y el presidente quien tiene que marcar las líneas".

"El presidente Torra sabe perfectamente que con quien tiene que dialogar para normalizar esas relaciones es con el presidente del Gobierno", comentó.

Sánchez, sobre los políticos presos: "Llarena debe tasar los tiempos de la fase de instrucción"

Sobre un posible traslado de los políticos presos catalanes antes de su encuentro con Torra, Sánchez defendió que no existe vínculo entre su entrevista con el presidente catalán y una decisión estrictamente judicial.

"No lo digo para polemizar, pero es el juez el que debe tasar los tiempos de la fase de instrucción. En cuanto se sustancie, el Gobierno tomará la decisión política y va en la línea que les he comentado", dijo.

Protección laboral y crisis migratoria

El presidente manifestó que ha seguido muy de cerca el debate sobre Deliveroo y la economía colaborativa, en virtud de las "demandas respecto a la precariedad y la falta de protección laboral de muchos de estos trabajadores que son jóvenes".

A la luz de esta problemática, el gobierno de Sánchez promete aprobar un "plan director de lucha contra la explotación laboral" que se inspire en las experiencias de gobiernos autonómicos socialistas como el de Baleares respecto al sector hotelero.

No obstante, no supo decir para cuándo está previsto el plan ni cómo se desarrollará en la arquitectura ministerial del Estado. "Estamos trabajándolo. Lógicamente, será algo que compartamos con los gobiernos autonómicos porque evidentemente mucha de esa acción de inspección les incumbe también", comentó.

"Tan demagógico es decir que se van a cerrar fronteras como decir puertas abiertas"

Sobre la crisis migratoria, Sánchez señaló que "tan demagógico es decir que se van a cerrar a cal y canto las fronteras en un mundo global como en el que estamos, como decir 'puertas abiertas'".

"Nosotros no vamos a ser insensibles a estas tragedias humanitarias, pero es evidente que España sola no puede dar respuesta", respondió al preguntársele si España recibirá más barcos de inmigrantes.

La creación de campamentos fuera de las fronteras de la Unión Europea es una propuesta que se ha mencionado recientemente, de la que el presidente reconoce que todavía "tiene que conocer más en detalle".

De igual manera, Sánchez avisa a la UE que no le parece una solución "que sean los países fronterizos los que se hagan exclusivamente cargo".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad