Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, lograrían mayoría si se repiten las elecciones en noviembre. EFE/Archivo

Sánchez recrudece los ataques a Iglesias tras ver al Rey

stop

El presidente del Gobierno en funciones asegura que la desconfianza del líder de Unidas Podemos "es recíproca"

Madrid, 07 de agosto de 2019 (15:30 CET)

Las posiciones entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias parecen estar cada vez más crispadas. Este miércoles, el presidente del Gobierno en funciones ha arremetido contra el líder de Unidas Podemos y su formación. "De tantas veces decir que desconfía del partido socialista, he acabado por desconfiar yo también de las posiciones del señor Iglesias y de Unidas Podemos, Por lo tanto, es recíproca esta desconfianza", ha asegurado Sánchez tras la reunión que ha mantenido con el Rey Felipe VI en el Palacio de Marivent de Palma.

Sánchez ha acusado a la formación morada de utilizar dos argumentos para impedir su investidura: la primera, la desconfianza hacia la acción y la gestión gubernamental del PSOE. La segunda, la insistencia de Podemos por plantear "dos gobiernos en uno" y negar la fórmula "plural y de coalición" que ofrecían los socialistas. 

Sobre las palabras que el Rey pronunciaba hace unos días en las que instaba a los partidos a encontrar una solución antes de ir a elecciones, Sánchez las ha considerado "un acierto" ya que casan con lo que quiere la mayoría de españoles.  

En la rueda de prensa tras la entrevista con el Rey, en la que han tratado la situación de bloqueo político que sufre el país, Sánchez ha defendido la estrategia del PSOE para sacar adelante una investidura que finalmente acabó en fracaso. "Hemos intentado explorar la formación de gobierno". Sin embargo, los socialistas ya han puesto en marcha una nueva estrategia "partiendo de los contenidos, las políticas y el programa".  

En busca de otras estrategias

A pesar de la latente distancia con el que era su "socio prioritario", Sánchez ha insistido en que no tira la toalla y seguirá explorando "otras fórmulas" para entenderse con Unidas Podemos y para lograr los apoyos necesarios para su investidura. "No pierdo la esperanza, no tiro la toalla, creo que los españoles no se merecen volver a las elecciones", ha remarcado. 

La fórmula que sigue defendiendo es la de un gobierno del PSOE en solitario apoyado en un acuerdo programático con las fuerzas progresistas y sin depender de los independentistas. "El 28 de abril, los ciudadanos con su voto expresaron lo que querían y es un gobierno progresista". Sin embargo, no se cierra a explorar otras vías: "Hay muchas fórmulas, no solo la danesa o la portuguesa, también hay acuerdos de investidura que se puedan plantear o se pueden hacer acuerdos de legislatura, hay muchas opciones por las cuales podemos entendemos", ha planteado. 

El presidente no ha querido dejar pasar la ocasión para hacer un llamamiento a PP y Ciudadanos para que se abstengan y faciliten la puesta en marcha del Gobierno. En este sentido,  ha confiado en que, en una futura ronda de contactos, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, "se digne" esta vez a hablar con él.

La necesidad de reformas ante la desaceleración económica

Durante el encuentro con el Rey, también se ha abordado la situación económica y laboral por la que atraviesa el país, en un contexto de desaceleración global. Sánchez ha admitido que existe una moderación en el crecimiento de la economía, aunque España crece por encima de la media de los países de la Unión Europea. 

No obstante, ha reconocido que habría que acometer varias reformas para acelerar la generación de empleo ante la elevada tasa de paro que sigue teniendo España, en torno al 14%. 

"Es cierto que no podemos fiar la buena marcha de la economía y del ritmo de creación de empleo al propio ciclo económico, sino que tenemos que hacer algunas transformaciones y reformas en el país para intensificar la creación de empleo", ha sostenido Sánchez.
 

Hemeroteca

Pedro Sánchez
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad