La app Radar Covid, desarrollada por el Gobierno | EFE/CC/Archivo

¿Por qué la app Radar Covid aún no funciona en toda España?

stop

Casi 3,5 millones de españoles han descargado la app de rastreo del Gobierno, pero su funcionalidad varía entre comunidades

Barcelona, 06 de septiembre de 2020 (04:55 CET)

Radar Covid, la app de rastreo de posibles casos de coronavirus impulsada por el Gobierno, está disponible para descarga en toda España desde inicios de agosto y ya la tienen el móvil casi 3,5 millones de personas, según anunció este pasado miércoles la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño. No obstante, la funcionalidad de la aplicación no es la misma en todo el país y la adopción todavía no alcanza los niveles deseados para aprovechar todo su potencial.

Las razones de la desigualdad territorial en el uso y la eficacia de la aplicación son varias, pero una de las más importantes es la España de las autonomías. Andalucía, Cantabria, Aragón, Canarias, Castilla y León, Baleares y Murcia ya tienen operativo el sistema de alertas, y a partir de este próximo lunes se sumará también Navarra. Todas las demás comunidades prevén activarla este mes de septiembre, pero el procedimiento no depende solo de los departamentos autonómicos de Salud.

La Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, que dirige Carme Artigas y que impulsó el desarrollo de la app a través de un contrato con Indra, cita estudios que estiman que si el 20% de la población descarga y utiliza correctamente el software "se puede reducir el impacto de los efectos de la pandemia en un 30%". Esto implicaría que deben utilizarla en torno a 9 millones de españoles; es decir, un 60% más de los 3,5 millones de ciudadanos que, según el Gobierno, ya la han descargado. 

"Evidentemente cuanto más población descargue la aplicación más protegidos estaremos todos", han trasladado desde esa Secretaría a Economía Digital. "El objetivo es que la adopción sea la mayor posible, pero no solo depende de la adopción, sino de que la gente luego permanezca con la aplicación instalada y cuando vayan a hacerse una prueba PCR y ésta da positiva lo comuniquen", han añadido, afirmando que algunos estudios indican que incluso con "adopción baja" ya hay protección.

"Evidentemente, el objetivo es que cuanta más gente, mejor. Pero con un 20% de la población habría una ratio de protección importante", han explicado desde la secretaría adscrita al Ministerio de Calviño. No obstante, la implantación en la mayor parte del territorio y de la ciudadanía supone apenas la primera de las dos fases que deben completarse para que Radar Covid consiga sus objetivos, uno de ellos siendo el de duplicar la eficiencia de los rastreadores humanos, según ha dicho la propia Artigas.

Implantación territorial: la fase pendiente

Pese a su disponibilidad para todas las personas que quieran descargar la app en España, Radar Covid no será realmente exitosa hasta que sea implantada de forma eficaz en todas las comunidades y ciudades autónomas. Esa segunda fase del proyecto está aún pendiente, y la razón es culpa tanto de algunas autonomías y del propio Gobierno como de la propia convulsión que ha provocado la pandemia en el sistema de salud.

Las consejerías regionales de Salud deben integrarla en sus sistemas sanitarios y formar a su personal en la gestión de los códigos del Ministerio de Sanidad que se dan a los pacientes para introducir en la app cuando dan positivo de Covid-19. Pero las comunidades también deben esperar información del departamento dirigido por Salvador Illa, que en ocasiones tarda en llegar y sin la cual es imposible para las consejerías poner en marcha los mecanismos para activar la aplicación.

Por poner un ejemplo, Pedro Sánchez afirmó el 25 de agosto que el proceso de implantación técnico ya se había acabado en varias comunidades, entre ellas Cantabria. Pero, en declaraciones recogidas por El País, el ejecutivo cántabro afeó que el Gobierno diera "luz verde" pero "sin esperar a que estemos activos". Es decir, que después de que se completa el proceso de implantación por parte de Sanidad, las comunidades pueden demorar hasta dos semanas en completar el proceso suyo interno.

También ha habido casos, como el de Andalucía, en que la situación ha sido al revés: la comunidad tenía ya todo listo a mediados de agosto pero tuvo que esperar dos semanas a que el Ministerio terminase su parte. Ninguna comunidad culpa directamente al Gobierno, ni viceversa, pues se entiende que sigue existiendo una gran incertidumbre en torno a los recursos y el tiempo que requiere la implantación de la app, dado que naturalmente la prioridad sigue siendo la de atajar la emergencia sanitaria.

Según los planes del Gobierno, a mediados de septiembre Radar Covid ya podría estar plenamente disponible en toda España y estar debidamente conectada con los sistemas de salud autonómicos y nacional. Para entonces, todos los ciudadanos que la hayan descargado podrían ya tener una mejor idea del nivel de exposición que han tenido al virus, pues mientras haya desigualdad entre comunidades será imposible tener una proyección real de la enfermedad que ayude en la labor de rastreo.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad