La ministra de Hacienda y candidata del PSOE, María Jesús Montero, en un debate de TVE. EFE/JL
stop

Los partidos tuercen las cifras del empleo y el paro para atacar o ensalzar la administración de Sánchez

Barcelona, 19 de abril de 2019 (21:03 CET)

El tiempo apremia, la cuenta atrás del 28-A se acelera y faltan horas para hacer frente a todas las necesidades de la campaña. Esas podrían ser las excusas de Pedro Sánchez y Pablo Casado para torcer los datos en periodo electoral, o permitir como máximos responsables de sus partidos que se difunda información inexacta con cierta belicosidad.

Tanto desde el PP como desde el PSOE se han argumentado ciertas posiciones de la agenda social de cada partido en base a datos poco rigurosos. La candidata socialista y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, quizás no verificó algún dato con su compañera Magdalena Valerio, mientras Casado optó por hiperbolizar el paro.

Un análisis de la agencia Efe revela que, ya sea para cargar contra los diez meses de gestión de Sánchez, o bien para enaltecer su administración, los datos engañosos están a la orden del día en la previa de las generales del 28 de abril.

Las mentiras de PP y PSOE en la campaña del 28-A

Mientras el candidato popular a sucesor de Sánchez tiró de una cifra errónea del paro para criticar al Gobierno, Montero infló los datos de contratación para intentar convencer a los electores de que los socialistas crean empleo. Curiosamente, ambos multiplicaron en más de tres veces los datos reales recogidos por la agencia; la ministra aumentando a "x 4" en la calculadora.

"Se han creado en este periodo de gobierno del señor Sánchez en torno a 540.000 empleos", afirmó Montero el pasado martes en un debate con otros cinco candidatos transmitido por TVE. Olvidó que el dato que recogía como propio es la variación interanual del número de afiliaciones a marzo de 2019, de la que la mitad corresponden al Gobierno de Rajoy.

Otros datos contradicen a la jefa de Hacienda. La afiliación a la Seguridad Social aumentó en 127.908 empleos desde junio de 2018 a marzo pasado; un 76% menos que la cifra brindada por Montero. Y la última estadística trimestral de la EPA, que corresponde a enero, revela que en el último semestre de 2018 el número de nuevos ocupados fue de 220.500.

Por su parte, Casado aseguró en un vídeo de campaña publicado el miércoles por el PP que, "desde que formó el Gobierno Pedro Sánchez hasta que convocó elecciones, ya hay 126.000 parados más". El paro ha aumentado en la breve administración del PSOE, pero no a pasos tan agigantados, por lo menos hasta febrero de 2019.

El Servicio Público de Empleo Estatal señala que el número de parados aumentó en 36.910 desde la posesión de Sánchez hasta que convocó elecciones. Es decir, que el candidato del PP infló sus datos en más del 70%. No fue una operación antojadiza, pero sí deliberadamente engañosa: estaba comparando datos que se corresponden con la administración Rajoy.

En lugar de comparar los datos de febrero de 2019 con el mes de mayo de 2018, dado que Sánchez comenzó su Gobierno en junio, el PP los comparó justamente con junio, por lo que la comparación es improcedente, informa Efe. Si Casado quisiera comparar el paro de Sánchez con el de Rajoy, debería usar datos de mayo, lo que lleva a los referidos 36.910 parados.

En general, se recomienda analizar el empleo en términos interanuales por las diferencias estacionales, dado que siempre hay más paro en febrero que en junio. Comparado con marzo de 2018, el paro se redujo interanualmente a un ritmo del 4,89%, con 167.467 parados menos en el último año, según los datos del SEPE.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad