Rubalcaba pidió a Bustos que recupere la federación catalana del PSOE

stop

El libro 'El Caso Mercurio, la Galaxia Bustos' revela como Alfredo Pérez Rubalcaba encargó al ex alcalde de Sabadell que recupere la filial socialista, misión que el político catalán se negó a realizar

Manuel Bustos, ex alcalde de Sabadell, durante su comparecencia en la comisión del Parlament

Barcelona, 09 de octubre de 2016 (19:41 CET)

La intención de un grupo de ex dirigentes de contar con la federación catalana del Partido Socialista no es nueva. Ya Alfredo Pérez Rubalcaba, en el 2004, le había encargado al ex alcalde de Sabadell Manuel Bustos que se ponga manos a la obra para recuperar la filial del PSOE en Cataluña.

Cabe recordar que el PSC no es una extensión del PSOE como en otras partes de España, sino que es el resultado de tres partidos, el PSC-Reagrupament, de Josep Pallach; el PSC-Congrés, de Joan Reventós; y la federación catalana del PSOE, que impulsó Josep Maria Triginer, pero cuyo peso siempre fue menor.

La misión de Rubalcaba se revela en el libro 'El Caso Mercurio, la Galaxia Bustos', escrito por la periodista Sara González, de Nació Digital. En este medio, se precisa algunos detalles de cómo fue la operación encargada por la cúpula de Ferraz. Aunque ya lo publicó en su día El Periódico de Catalunya.

Crisis en el Tripartito

En el 2004, el tripartito de Pasqual Maragall estaba en medio de la crisis que había causado el consejero Josep-Lluís Carod-Rovira tras su reunión con dirigentes de ETA en Francia. Rubalcaba, que era responsable de la estrategia política del partido, estaba preocupado por las elecciones de marzo, y contactó con Bustos.

Según el ex alcalde, Rubalcaba le preguntó si estaría dispuesto a recuperar la federación catalana del PSOE, "pero le respondí que creía que no sería necesario romper al socialismo en Cataluña". Al final, Maragall terminaría desplazando a Carod-Rovira, la crisis menguó, y la idea se diluyó.

Luego la carrera de Bustos eclipsaría por el caso Mercurio, donde el político catalán se vería involucrado por una presunta trama de corrupción urbanística en Sabadell.

Navarro casi causa el cisma

Pero en el 2013, desde Ferraz se volvió a intentar la recuperación: Pere Navarro era el secretario general del PSC, y defendía la realización de una consulta sobre la independencia de Cataluña pero "legal y acordada" con Moncloa. El dirigente ordenó a los diputados catalanes que rompan con la disciplina de voto en el Congreso en dos ocasiones y rechacen el 'no' que había impulsado Rubalcaba.

Diversos dirigentes volvieron a barajar la idea de reimplantar al PSOE en Cataluña, pero el acuerdo llegó cuando en Granada los socialistas catalanes enterraron la idea de la consulta.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad