Los socialistas catalanes se abren a la posibilidad de que Salvador Illa sustituya a Iceta en el cartel electoral de las próximas elecciones catalanas

Salvador Illa podría sustituir a Iceta como candidato a la Generalitat

stop

Voces del PSC sugieren que Salvador Illa podría tomar el relevo de Iceta como cartel electoral de las próximas elecciones catalanas

Josep Maria Casas

Economía Digital

Los socialistas catalanes se abren a la posibilidad de que Salvador Illa sustituya a Iceta en el cartel electoral de las próximas elecciones catalanas

Barcelona, 19 de junio de 2020 (04:55 CET)

Entre los socialistas catalanes está tomando cuerpo la opción de que Salvador Illa abandone el Ministerio de Sanidad para convertirse en candidato del PSC a la presidencia de la Generalitat en las próximas elecciones catalanas.

Fuentes de los órganos de dirección del partido indican que el primer secretario y anterior cartel electoral, Miquel Iceta, está valorando cambiar la política catalana por la española, mientras que el ministro Salvador Illa acaricia la idea de tomar el camino contrario.

Estas fuentes subrayan que no se trata de un trueque, de una permuta de sillas, sino de una confluencia de intereses: “Uno quiere irse y el otro volver”. Lo cual no signfica que Iceta aspire a relevar a Illa al frente de la sanidad española, puesto que su última ilusión frustrada fue la de convertirse en presidente del Senado.

Según las fuentes consultadas, Iceta ha mostrado en conversaciones privadas con cargos del partido su “cansancio” por la política catalana después de más de 20 años en la primera línea de la política autonómica. Algunos de sus interlocutores han concluido que Iceta no piensa encabezar la lista del PSC en las próximas elecciones catalanas.

En este punto, voces del PSC admiten que si Iceta tira la toalla, la mejor opción es la de Salvador Illa. Aseguran que su gestión como ministro de Sanidad durante la pandemia de coronavirus, aunque controvertida, le sitúa como el dirigente de los socialistas catalanes más conocido y con mayor tirón electoral.

“Operación Montilla”

Un dirigente socialista compara la vuelta de Illa a la política catalana con la “operación Montilla” recordando el momento en que el entonces ministro de Industria abandonó el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, en septiembre de 2006, para ser candidato del PSC en las elecciones catalanas del 1 de noviembre de aquel año. Y consiguió la presidencia de la Generalitat gracias a un pacto con Iniciativa per Catalunya (antecesores de los actuales comuns) y ERC.

Fuentes socialistas recuerdan que Illa mantiene una “excelente” relación personal con diversos dirigentes republicanos. Esta relación se labró en las mesas de negociación entre el PSOE y ERC para reconducir el "conflicto político catalán" y, posteriormente, para desbloquear la investidura de Pedro Sánchez.

En estas reuniones, Illa estuvo acompañado por José Luis Ábalos y Adriana Lastra. Enfrente tenían a los republicanos Gabriel Rufián, Marta Vilalta y Josep Maria Jové. Estos últimos parece que han perdonado a Illa que fuese el artífice del pacto del PSC con Junts per Catalunya en la Diputación de Barcelona, que cerró el paso a los republicanos al gobierno supramunicipal. Desde entonces, el lazo amarillo no ha vuelto a la fachada de Can Serra, la sede de esta institución.

Obstáculos en la carrera de Illa

Las opciones de Illa para ser candidato dependen de diversas variables. Una es la evolución de la pandemia de coronavirus y otra es la fecha en la que se celebrarán las elecciones catalanas, una decisión que está en manos de Quim Torra aunque fuentes soberanistas las sitáun a finales de 2020.. Además, debería someterse a unas primarias que le avalasen como candidato.

Una segunda oleada de covid-19 en otoño que colapsase el sistema sanitario arruinaría las opciones de Illa para aspirar a la Generalitat. Nadie le perdonaría que abandonase el barco en plena tempestad. Y su imagen como gestor político se vería gravemente comprometida.

Por lo que respecta a la convocatoria de elecciones, depende de Quim Torra o, para ser más exactos, de la decisión del Tribunal Supremo sobre la condena a un año y medio de inhabilitación que se le impuso por desobedecer a la Junta Electoral Central en la polémica por el lazo amarillo del Palacio de la Generalitat.

La sala segunda del Tribunal Supremo fijó para el 17 de septiembre la vista del recurso que presentó Torra. Aunque el tribunal puede demorarse unos meses en pronunciarse, la confirmación de la condena precipitaría la convocatoria de elecciones anticipadas probablemente al primer trimestre del próximo año.

Calentando motores

Mientras, Salvador Illa parece que está calentando motores para las elecciones. Pese a la pandemia de coronavirus, el ministro intervino el pasado domingo por vía telemática en el congreso de la federación del PSC de las comarcas del Bages, Berguedà y Solsonès, una zona del centro geográfico de Cataluña con escasos militantes socialistas. Solo gobiernan un par de ayuntamientos en estas comarcas.

No intervino en este congreso comarcal como ministro sino como secretario de organización del PSC. En su alocución, Illa Instó a Torra a poner fecha “cuanto antes” a las elecciones catalanas para pasar página de un gobierno “agotado”.

El PSC prepara un consejo nacional para julio con el objetivo de engrasar su maquinaria electoral. De momento, en el partido se habla de las opciones de Illa pero todavía no de primarias.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad