Agentes de la Policía Nacional y Mossos d'Esquadra el 14 de octubre en el aeropuerto de Barcelona por las protestas contra la sentencia del 'procés'. Foto: EFE/AG

Sánchez incrementa el refuerzo policial en Cataluña

stop

El ministerio del Interior amplía el plazo en el que permanecerán los casi 2.000 antidisturbios para controlar las protestas por la sentencia del 'procés'

Economía Digital

Agentes de la Policía Nacional y Mossos d'Esquadra el 14 de octubre en el aeropuerto de Barcelona por las protestas contra la sentencia del 'procés'. Foto: EFE/AG

Madrid, 15 de octubre de 2019 (17:48 CET)

El Gobierno en funciones de Pedro Sánchez enviará a Cataluña 1.000 agentes más de la Guardia Civil y mantendrá a los casi 2.000 antidisturbios de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional hasta el próximo 1 de noviembre. El departamento del Interior ha diseñado un operativo especial que ejecuta desde el lunes para controlar las protestas contra la sentencia del procés que se suceden tanto en Barcelona como en el resto de la comunidad. 

De esta forma, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha ampliado el dispositivo hasta llegar a casi 3.000 agentes desplazados a Cataluña, que amplían su estancia en la región y suspenden sus vacaciones y permisos al menos hasta el próximo 31 de octubre, una semana más de lo previsto. No obstante, según apunta la información publicada por El Periódico, el plazo podrá prorrogarse "si las circunstancias lo requieren".

Las nuevas instrucciones han sido difundidas en una circular por el director general de la Guardia Civil, Félix Azón, y están basadas en la necesidad de "aumentar la capacidad operativa y de respuesta" de las unidades con el objetivo de "garantizar la seguridad ciudadana y el libre ejercicio de derechos y libertades". Las mayores protestas se concentraron ayer en la capital catalana, en concreto en las inmediaciones del aeropuerto del Prat

Protestas en Cataluña: 131 manifestantes y 40 policías heridos

Según el informe de valoración de jornada emitido este martes por la Generalitat catalana, se contabilizaron un total de 131 manifestantes heridos, además de 34 Mossos d'Esquadra y seis agentes de la Policía Nacional. Según ha admitido la Policía Nacional, los agentes emplearon 14 pelotas de goma "cuando la situación era muy complicada", un proyectil cuyo uso por parte de la policía autonómica catalana está prohibido por la Generalitat pero que no afecta a las competencias del cuerpo nacional. 

En este sentido, el operativo está diseñado para evitar que se vuelvan a producir situaciones de tensión como las vividas en el principal aeropuerto de Cataluña, donde se cancelaron ayer más de una centena de vuelos. Según informa la agencia Efe, la Policía Nacional ha señalado que los agentes hicieron un "uso proporcional de la fuerza" hasta que se sucedieron "acciones más violentas", con "agresiones" a los agentes incluidas, después de que los manifestantes lanzaran vallas o extintores contra ellos. 

Esta postura también ha sido defendida por Marlaska, que ha valorado en Los Desayunos de TVE la "perfecta coordinación y colaboración" de los tres cuerpos de seguridad empleados para contener a los manifestantes: Policía Nacional, Guardia Civil y Mossos d'Esquadra. El titular de Interior en funciones considera, tras ver las imágenes de los disturbios, que la respuesta de los agentes fue "proporcional" e "idónea". "Solo ver el lanzamiento de vallas, de extintores... trascienden a una manifestación pacífica", ha señalado Marlaska. 

El ministro en funciones también ha confirmado que el Gobierno investiga a Tsunami Democràtic, la plataforma que convocó la manifestación en el aeropuerto del Prat. "Acabaremos sabiendo quién está detrás", ha señalado Marlaska.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad