Pedro Sánchez, acompañado por la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, a su salida de la Jefatura Superior de Policía de Barcelona. EFE/Jesús Diges

Sánchez esconde qué recursos públicos utilizó en campaña

stop

En diez días debería responder según la ley de transparencia, mientras el Consejo no descarta que el presidente empleara medios de transporte del Estado

Economía Digital

Pedro Sánchez, acompañado por la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, a su salida de la Jefatura Superior de Policía de Barcelona. EFE/Jesús Diges

Barcelona, 03 de noviembre de 2019 (18:35 CET)

El Consejo de Transparencia, máxima organización que garantiza el derecho a los ciudadanos a recibir información de la actividad del Gobierno y sus Ministerios, ha pedido reiteradas veces a la Moncloa que rinda cuentas sobre si Pedro Sánchez utilizó medios de transporte propiedad del Estado para trasladarse entre los distintos puntos de España mientras realizaba los mítines como candidato a las pasadas elecciones del 28 de abril.

La Moncloa, pese a estar obligada a rendir cuentas, todavía no se ha pronunciado para desmentir ningún aspecto y ya solo le quedan diez días para responder. Así lo indica el diario ABC, que ha tenido acceso a la resolución del Consejo.

Fue una ciudadana la que hizo la petición, a través del portal de Transparencia, para saber si Sánchez había utilizado medios de transporte oficiales entre el 1 de enero y el 20 de mayo de este año, en aquellos trayectos que no estuvieran relacionados con su condición de presidente del Gobierno. En ese intérvalo está incluida la campaña de las últimas elecciones generales, que tuvo lugar entre el 12 y el 26 del pasado mes de abril.

Esto debería implicar una explicación de parte de Pedro Sánchez sobre todas aquellas ocasiones en las que el líder socialista hubiera utilizado aviones, coches, helicópteros o cualquier otro vehículo propiedad del Estado con fines tanto personales como partidistas.

En un primer lugar, el Gobierno pidió una prórroga de un mes para reunir todos los datos necesarios, pero el plazo ya venció y desde entonces se han ido sucediendo una prórroga tras otra hasta cinco meses después. Ahora, la Secretaría General de Presidencia, que dirige Félix Bolaños, ha decidido mirar para otro lado comprometiendo el derecho de los ciudadanos a tener información de los organismos que las representan, según se recoge en la ley 19/2013.

¿El Gobierno puede negarse a dar respuesta?

El plazo finaliza poco después de las elecciones y el Consejo no descarta que pueda haber alguna irregularidad: “A falta de información de la Secretaría General, no podemos descartar que exista una relación entre los medios de transporte públicos y los utilizados por Sánchez con fines particulares”.

Esto supone un palo para el Gobierno justo antes de elecciones y que aún no se ha pronunciado para desmentir nada. Y supone un ejemplo de la opacidad de la Administración de Sánchez en materia de transparencia.

Las opciones que quedan por parte de la ciudadanía de obtener respuesta pasan por rendirse o iniciar un pleito judicial contra el Gobierno.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad