Aragonès  y Torra, en la reunión extraordinaria del govern de este martes. EFE/Alejandro García

Torra reúne al Govern tras el amago de intervención de Sánchez

stop

El presidente de la Generalitat buscaría un plan de acción en reacción a los altercados y en respuesta a la posible intervención de Moncloa

Madrid, 16 de octubre de 2019 (09:12 CET)

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha convocado una reunión de urgencia este miércoles con el vicepresidente, Pere Aragonès, y los consellers de Interior, Miquel Buch, y Presidencia, Meritxell Budó, para abordar la situación tras los altercados de la noche del martes en Cataluña y la advertencia lanzada por el Ejecutivo español.

Torra ha convocado a la cúpula del Govern a las 9.30 horas en el Palau de la Generalitat para abordar la situación después de que el Gobierno avisara de que contempla la activación de la Ley de Seguridad Nacional

Los disturbios se intensificaron este martes tanto en Barcelona como en el resto de ciudades y municipios catalanes en la segunda jornada de protestas contra la sentencia emitida por el Tribunal Supremo que condena a los líderes independentistas. El Gobierno en funciones emitió ayer un comunicado denunciando "la violencia que una minoría trata de imponer" en Cataluña. 

La concentración que los Comités de Defensa de la República (CDR) convocaron el martes a las puertas de la Delegación del Gobierno en Barcelona terminó convirtiéndose en una batalla campal entre los manifestantes y los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

El enfrentamiento con los cuerpos de seguridad dejó 125 heridos en toda Cataluña, de los cuáles 18 tuvieron que ser trasladados a hospitales según informó el Servicio de Emergencias Médicas (Sem) catalán. Solo en la capital catalana se contabilizaron 74 manifestantes lesionados. En la madrugada del miércoles, la cuenta oficial en Twitter de los CDR publicó un comunicado en el que aseguraban que se ha "iniciado un camino de no retorno".  

En la tarde del lunes, la plataforma Tsunami Democràtic convocó a través de su canal de Telegram otra concentración que terminó bloqueando el aeropuerto del Prat que se saldó, según el informe de valoración de jornada, con 131 manifestantes heridos y otros 34 agentes de los Mossos d'Esquadra y la Policía Nacional. Además, provocó la cancelación de más de un centenar de vuelos.

La LSN como telón de fondo

El Gobierno en funciones que lidera Pedro Sánchez baraja la opción de activar la Ley de Seguridad Nacional (LSN). Por el momento, Interior ha ampliado el plazo en el que permanecerán en Cataluña los casi 3.000 agentes de Policía Nacional y Guardia Civil hasta el 1 de noviembre con el objetivo de "garantizar la seguridad y la convivencia" en la región, según el comunicado emitido por Moncloa al filo de la medianoche del martes. 

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés, reclamó a los manifestantes "no regalar" la aplicación de la LSN, a la que tildó de ser "un artículo 155 encubierto". "Debemos defender a nuestros ciudadanos y nuestras instituciones. Alejémonos de todas las actitudes violentas y depuremos las acciones no justificadas", escribió en su cuenta de Twitter tras los disturbios. 

Como respuesta a la reunión del Govern, Sánchez ha convocado este miércoles a los líderes de los principales partidos -Pablo Casado (PP), Albert Rivera (Ciudadanos) y Pablo Iglesias (Unidas Podemos)- para abordar la situación en Cataluña. Según fuentes cercanas a Interior a las que ha tenido acceso este medio, si se llegase a paralizar "infraestructuras críticas", se aplicaría la LSN de inmediato y contaría con el respaldo de Casado y Rivera pero no de Iglesias. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad