Una bola de fuego ilumina la noche de media España

stop

Se trata de una roca desprendida de un cometa, que explotó cuando impactó contra la atmósfera a 95.000 kilómetros por hora

Momento de la mayor explosión de la roca desprendida del cometa. / Proyecto SMART

Barcelona, 09 de julio de 2016 (12:20 CET)

Duran apenas unos instantes, pero el fulgor más intenso que el de la luna llena atrapa las miradas que, con buena fortuna, justo estaban mirando al cielo. Una impactante bola de fuego, que era la combustión de una roca cuando entraba en la atmósfera, fue vista en la noche del viernes en las comunidades de Madrid, Castilla-La Mancha, Murcia y Andalucía.

Esta bola de fuego pudo ser grabada por los detectores que la Universidad de Huelva opera en varios puntos del país: el Complejo Astronómico de La Hita (Toledo), Sevilla, Huelva, el Observatorio de Sierra Nevada (Granada) y el Observatorio de Calar Alto (Almería), tecnología puesta al servicio del proyecto SMART, que monitoriza el cielo en búsqueda de rocas que impactan contra la atmósfera de la Tierra.

En el caso del meteorito del viernes, según el investigador José Maria Madiedo, se trataba de una roca procedente del cometa 169P/NEAT, que realizó varias explosiones cuando entró en la atmósfera a 95.000 kilómetros por hora. El momento cumbre, cuando en el cielo nocturno surge un fulgor, fue cuando la roca se encontraba a 107 kilómetros de altura sobre Marruecos, y siguió desintegrándose hasta los 74 kilómetros.

Los fragmentos desprendidos del cometa 169P/NEAT producen la lluvia de estrellas conocida como "alfa-Capricórnidas", que se encuentra activa desde principios de julio hasta mediados de agosto, indicaron en el complejo astronómico de Toledo. Esta lluvia de estrellas, si bien presenta una baja actividad, suele traer de regalo bolas de fuego muy brillantes, tal como la de la noche del viernes.
 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad