UPyD en Cataluña: "No se puede satisfacer al nacionalismo una y otra vez"

stop

ENTREVISTA

El líder de UPyD en Cataluña, Ramón de Veciana

Barcelona, 29 de enero de 2015 (21:56 CET)

Ramon de Veciana (Barcelona, 1966) es el líder de UPyD en Cataluña. Ha participado en las negociaciones entre la dirección de su partido, que encabeza Rosa Díez, y la ejecutiva de Ciudadanos para lograr algún acuerdo de colaboración electoral. De Veciana sigue pensando que "el espacio político existe", pero, tras la imposibilidad de que fructificara, considera que esa página "ahora está cerrada".

Ciudadanos quiere probar suerte en las elecciones generales, y para ello ha integrado a numerosos partidos locales. Y UPyD hará lo propio, aunque las dos formaciones son conscientes de que en la lista de partidos que reclaman la regeneración política ha surgido Podemos, como gran catalizador del descontento de la población española.

Ideario de regeneración y de transparencia

Pero UPyD está dispuesta a seguir el camino. De Veciana admite que el liderazgo de Rosa Díez ha recibido críticas, porque es una dirigente política con una larga trayectoria. Pero insiste en que el discurso político que defiende la formación magenta "mantiene un ideario nuevo, de regeneración, de cambio sustancial, que otros dirigentes, más jóvenes, no tienen, con propuestas que son del pasado", en una alusión a Podemos, además de destacar "la transparencia en las cuentas y en la gestión", a diferencia de otras formaciones.

En Cataluña, UPyD lo tiene más complicado. Existe un sistema de partidos propio, en el que el eje nacional ha acabado condicionando toda la agenda política. El día de la Constitución, el 6 de diciembre, Rosa Díez protagonizó el principal acto de la formación en Barcelona. Y lo hizo para defender un proyecto único en toda España.

La clásula federal en la Constitución


Ramon de Veciana defiende esa posición: "Se ha cometido un error en el pasado reciente, y es la estrategia de contentar al nacionalismo, y no se puede satisfacer al nacionalismo una y otra vez". Es decir, falta un proyecto que unifique España, tratando de solventar las deficiencias del sistema.

De Veciana, abogado, con despacho propio en Barcelona, defiende una reforma de la Constitución, que podría llegar en la próxima legislatura, que incluya "una cláusula federal". Eso implica "un techo para las competencias de las autonomías, estableciendo con esa cláusula, como ocurre en Alemania, quién tiene la última palabra en una competencia determinada".

El ecosistema de la política catalana


Su posición es complicada, porque el dirigente de UPyD en Cataluña denuncia un clima político y social en Cataluña que no se inmuta cuando se producen "reuniones como las del pub Kitty's, que reunió a políticos, con el estamento militar y jurídico, y con empresarios".

Según De Veciana, "que los políticos se reúnan en privado forma parte de la lógica, pero no con altos funcionarios, en cambio nadie se ha escandalizado".

Órganos de control y los reguladores


La reforma constitucional que defiende la formación magenta debería completar el proceso iniciado con la Constitución de 1978. Para Ramon de Veciana se debería afrontar una serie de cuestiones: "La transparencia del sistema es vital, y para ello es necesaria una nueva ley electoral, y la transformación de los órganos de control y de los reguladores, para que pierdan su carácter partidista".

Entre esos órganos, el candidato a la Generalitat de UpyD –tras ganar unas elecciones primarias-- señala el Tribunal Constitucional; el Consejo General del Poder Judicial; la CNMV y el Banco de España.

Ese proyecto político, UPyD lo quiere defender en todo el territorio español. Desde Cataluña, De Veciana, que es consciente de las dificultades para formar parte del ecosistema catalán, considera que lo conseguido desde la transición es enorme, y que las particularidades catalanas se han garantizado. Catalanoparlante, De Veciana pide que la sociedad catalana se sume a un proyecto modernizador para España.

Una legislatura de carácter constituyente


Tras las elecciones generales, UPyD considera que la gran fragmentación que se podría vivir en la política española, con el PP y el PSOE muy debilitados, ofrecería una oportunidad para un nuevo acuerdo, con una legislatura de carácter constituyente. Pero De Veciana advierte de que las posibles negociaciones deberían partir de un "consenso inicial", como ocurrió en 1978. Y eso no está tan claro que ocurra.

De Veciana incide en que UPyD tiene una oportunidad ahora, en España y en Cataluña. El partido tiene una presencia importante en Madrid, Valencia, Andalucía y Extremadura, Ahora, en las elecciones municipales, el partido se presentará en Cataluña en las capitales de provincia y en las ciudades más importantes del área metropolitana y de la primera corona de Barcelona, que representan al 60% de la población catalana.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad