La vacuna del coronavirus plantea desafíos industriales y posibles calendarios antes de su distribución

La vacuna del coronavirus: plazos, desafíos y avances para frenar la Covid-19

stop

La industria farmacéutica se enfrenta al reto de producir y distribuir casi 16.000 millones de dosis de la vacuna del covid-19 antes de tres años

Barcelona, 30 de septiembre de 2020 (14:13 CET)

Los gobiernos, la industria farmacéutica y la comunidad científica están lanzando plazos muy distintos sobre cuando empezará la vacunación masiva contra el coronavirus. Sin embargo, los especialistas advierten que, por si sola, la vacunación no garantizará la inmunidad de rebaño. Los más pesimistas indican que cuando la vacuna esté en la calle ya se habrán superado los dos millones de muertos.

Según la información recopilada por National Geographic, se requerirán 15.800 millones de dosis de la vacuna contra la covid-19 hasta diciembre de 2023. Esto plantea diversos desafíos científicos, de producción industrial y, también, logísticos para cubrir la demanda mundial.

La producción en masa será el gran problema. Las vacunas necesitan componentes biológicos y de ingeniería que dificultan su producción a gran escala. La falta de suministros ralentizará la fabricación.

En los primeros meses, con cantidades limitadas de vacunas, se deberían destinar preferentemente a los colectivos más sensibles, como el de los sanitarios y las personas de edad avanzada o con problemas de salud.

La distribución de la vacuna para la Covid-19 planteará un importante reto logístico

La mayoría de las vacunas que se están desarrollando se aplicarán en dos dosis, que será necesario suministrar de forma anual. Esto implica redimensionar la red de distribución de productos farmacéuticos a escala mundial. Además, se trata de un producto que necesita que se garantice la cadena de frio para ser efectivo.

También se multiplicará la demanda de jeringas y de otros productos necesarios para las campañas de vacunación. Los países deberán decidir como encaran este proceso en función de sus recursos.

Por lo tanto, el calendario de la vacuna del coronavirus presenta dudas. Antes de la producción a gran escala, se debe superar el desarrollo y las pruebas clínicas, que ya se están realizando. Las farmacéuticas incluso solapan las fases de ensayo para acortar plazos. No es un camino fácil y, a menudo, se interrumpe el proceso para comprobar sus posibles efectos secundarios.

El probable calendario de investigación, desarrollo y aplicación de la vacuna del coronavirus

Este sería un calendario factible, en el que se incluye los pasos que se han dado y el camino que queda por recorrer:

• Enero de 2020 / Empieza el desarrollo de la vacuna. Los científicos aprovechan las investigaciones sobre virus similares como el SARS y el MERS.

• Marzo 2020 / Primera fase de los ensayos clínicos.

• Abril de 2020 / Segunda fase.

• Julio de 2020 / Tercera fase.

• Enero 2021 / vacunación de grupos de población prioritarios o de riego. Se incluye el personal sanitario y las personas de edad avanzada o con problemas graves de salud.

• Septiembre de 2021 / Se calcula que habrían finalizado todas las investigaciones y que habría tal cantidad de vacuna para iniciar su distribución mundial. Empezarían las campañas de vacunación a la población.

Sin embargo, queda un problema por resolver. Los expertos adviertes que ninguna vacuna es fiable al 100%. La FDA norteamericana exige que superen el 50%. Por lo tanto, no garantizan la denominada inmunidad de rebaño (que se conseguirá cuando más del 70% de la población sea inmune), aunque serviría para tener bajo control la pandemia. La mascarilla continuará siendo necesaria en la vida cuotidiana.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad