Alemania impondrá la mascarilla después del lanzamiento de la vacuna

El Instituto Robert Koch anuncia que la mascarilla y la distancia social seguirán siendo necesarias contra el coronavirus tras la llegada del antígeno

Los ciudadanos alemanes tendrán que seguir llevando mascarilla durante un largo tiempo. Las autoridades sanitarias del país teutón han anunciado que mantendrán este tipo de medidas de prevención, incluso cuando ya se haya lanzado una vacuna eficaz contra el coronavirus.

El Instituto Robert Koch (RKI), encargado del control de las enfermedades infecciosas en Alemania, ha publicado hoy el plan estratégico de lucha contra la pandemia, que mantiene la hoja de ruta establecida en los últimos meses, cuando todavía no se vislumbraba la aprobación de un antígeno.

El Gobierno de Angela Merkel ha decidido mantener esta norma ante las dificultades que habrá para que la vacuna llegue de forma rápida a toda la población. Al principio se prevé que únicamente los grupos de riesgo podrán inmunizarse contra la Covid-19.

“En los próximos semanas y meses en el manejo de la covid-19 necesitamos medidas restringidas en lo temporal y lo regional, que se adapten al riesgo respectivo”, ha explicado el presidente del Instituto, Lothar Wieler, según ha publicado la Agencia Alemana de Noticias.

La OMS no espera una vacuna hasta mediados de 2021

Las previsiones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) estiman que la licencia oficial para una vacuna no llegará probablemente antes de marzo de 2021, lo que aboca a los alemanes a acostumbrarse a llevar consigo las mascarillas durante muchos meses. Las farmacéuticas Astrazeneca, Sanofi y Johnson & Johnson ya han cerrado acuerdos para vender sus prototipos en la Unión Europea.

No es la única restricción que mantendrá el Gobierno de Angela Merkel que también conservará algunas de las medidas básicas de protección sanitaria, como la distancia de seguridad de metro y medio para evitar los contagios.

El plan del RKI sí que pretende mantener abiertos en todo momento otros servicios públicos como las escuelas o guarderías, respetando las medidas higiénicas de seguridad, al considerarlas una parte esencial del funcionamiento del país.

Alemania es uno de los países europeos que mejor respuesta ha dado a la crisis sanitaria

El objetivo final es evitar que se produzca una sobrecarga en el sistema sanitario alemán que aumente el número de fallecidos por la pandemia. Es uno de los países que mejor ha combatido los rebrotes de toda la Unión Europea.

Tras un verano relativamente tranquilo, el número de casos positivos se ha disparado en las últimas semanas en Alemania. En los últimos siete días, los servicios sanitarios han contabilizado 28.177 nuevos contagiados y 123 fallecidos, según los datos recopilados por la Universidad Johns Hopkins.

Desde el inicio de la crisis sanitaria, más de 332.000 alemanes se han contagiado del coronavirus y 9.640 han fallecido como consecuencia de la enfermedad.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.