Los científicos descubren cuál es el síntoma más habitual de coronavirus

La pérdida del gusto y del olfato ha sido un signo común en más de un 20% de las personas diagnosticadas con Covid-19

La comunidad médica lleva advirtiendo desde hace meses sobre los principales síntomas del coronavirus para que la población pueda conocer si tiene indicios de la enfermedad y consultar a los profesionales sanitarios. La tos seca, la fiebre o el dolor muscular han sido algunos de los signos más recurrentes, sin embargo ninguno de ellos es el más común de todos.

Un grupo de investigadores de la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS) de Reino Unido ha revelado que el síntoma más habitual de los infectados por Covid-19 ha sido la pérdida de los sentidos del olfato y del gusto, conocida científicamente como anosmia, según ha publicado el medio británico The Mirror.

El estudio ha comprobado que entre un 20% y un 40% de los positivos mayores de 35 años han experimentado dificultades para oler y saborear los alimentos. Una notable diferencia con respecto al porcentaje que ha desarrollado fiebre que ha sido del 15% al 20% de los encuestados. La tos ha sido el tercer signo que más ha aparecido (del 13% al 18%).

“Las personas que dan positivo en la prueba generalmente tienen más probabilidades de tener síntomas de pérdida del gusto u olfato y fiebre”, han explicado fuentes de la investigación británica.

La anosmia ha sido el principal síntoma de todos los colectivos demográficos, pero son las personas jóvenes quienes han desarrollado esta complicación en mayor medida. Está presente en un 60% de los casos de menores de 35 años. Muy por encima del síntoma de la fiebre (15% al 25%) o de la tos (10%).

Los niños sufren menos tos por el coronavirus que los adultos

Los datos de la Oficina de Estadísticas Nacionales de Reino Unido también ha mostrado las diferencias en la aparición de los síntomas entre los menores de edad y los adultos. Un 52% de los niños que han sido diagnosticados por Covid-19 no han desarrollado ningún tipo de signo de la enfermedad. Una razón que demuestra por qué tienen una tasa de mortalidad tan baja.

Esta diferencia se nota especialmente en la tos.  Apenas un 5% de los menores han tenido este tipo de afección respiratoria leve. Un porcentaje que se eleva entre por encima del 15% en perfiles jóvenes y adultos.

“Esto sugiere que la tos es un síntoma menos específico de Covid-19 en niños en edad escolar”, han apuntado desde la ONS.

Las estadísticas han confirmado las principales hipótesis de la comunidad científica sobre la afección de la Covid-19 en los más pequeños. Un estudio que se suma a otras investigaciones que tratan de averiguar por qué están más protegidos. La generación de anticuerpos durante un resfriado común es una de las teorías que han desarrollado los expertos internacionales.