Aviso a padres y madres: así puedes controlar el teléfono o la tableta de tus hijos

Descubre qué mecanismos de control parental se pueden usar para limitar las funciones de los dispositivos y su alcance cuando los más pequeños se conectan a Internet

Net Nnanny, la app perfecta para aumentar el control parental

Los menores españoles pasan una media de 730 horas al año consumiendo contenidos en Internet mediante dispositivos tecnológicos, como ordenadores o ‘smartphones’, tal y como ponen de manifiesto los datos recogidos en el estudio elaborado por la aplicación multiplataforma de seguridad ‘online’ Qustodio. Precisamente, una de las conclusiones del estudio es que el 24% de los niños en España pasan más de dos horas diarias conectados a Internet.

Y es que, según refleja la encuesta, el tiempo destinado al consumo de contenido digital ha aumentado en los últimos tiempos. En concreto, a raíz del inicio de la pandemia, ya que este formato se ha convertido en un nuevo modo de interactuar con el mundo. En este contexto, adquiere más importancia activar el control parental de los dispositivos de los más pequeños. Te explicamos todas las claves.

Recomendaciones

El filtrado de contenidos es una de las recomendaciones del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), puesto que permite bloquear el acceso del menor a los contenidos que los adultos consideren inapropiados para ellos. Por ejemplo, aquellos con connotaciones violentas o sexuales.

Studycat es una app que apuesta por el aprendizaje de idiomas a través del entretenimiento

Asimismo, también aconseja establecer un control de tiempo, para evitar que los pequeños pasen demasiado tiempo usando un dispositivo, un programa o una aplicación. Para ello, plantean distintas soluciones que van desde fijar horarios de uso hasta suspender el dispositivo cuando se supere un tiempo máximo de actividad.

En esta línea, sugieren supervisar la actividad y llevar a cabo un control del uso que se ha hecho de un dispositivo. A través del historial de navegación se puede consultar el tiempo que se ha dedicado a cada juego o programa, recuerda el INCIBE. La geolocalización también puede resultar útil a la hora de controlar donde se encuentra un dispositivo y el menor en un determinado momento, así como los recorridos que realizó anteriormente.

También la protección de la configuración, que da la posibilidad de restringir el acceso a los ajustes del dispositivo mediante un código PIN o una contraseña. De este modo, los pequeños no pueden modificar la configuración del control parental.

¿Cómo controlar el dispositivo de tus hijos?

En el caso de los usuarios de Android, conviene tener en cuenta que disponen de una función de control de tiempo, que permite establecer un límite y pausar la aplicación hasta el día siguiente. Asimismo, se puede controlar el tiempo de uso diario, las veces que se ha desbloqueado un dispositivo y las notificaciones recibidas a través del panel de control. En este sentido, se puede restringir la modificación de los ajustes de control parental a través de la aplicación Family Link, tal y como recuerda en su blog la entidad financiera Caixabank.

Por su parte, los usuarios de iOS, también disponen de una función de control de tiempo, que permite establecer durante cuánto tiempo se puede usar una aplicación o debe estar suspendido un dispositivo. Además, cuenta con una opción de filtrado de contenidos para restringir la consulta de páginas web dirigidas a público adulto o limitar el acceso a determinados sitios. También es posible bloquear ciertas compras en la App Store y utilizar el servicio “En familia” para configurar el tiempo de uso de los dispositivos de los menores desde otro aparato.

Avatar