El juez de ‘Neurona’ archiva el caso de los sobresueldos en Podemos

El juez de Madrid encargado del caso Neurona, Juan José Escalonilla, archiva la investigación relativa a los sobresueldos de la formación morada

El exvicepresidente segundo del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, a la entrada del hemiciclo del Congreso de los Diputados | EFE/Archivo

El exvicepresidente segundo del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, a la entrada del hemiciclo del Congreso de los Diputados | EFE/Archivo

El juez de Madrid encargado del caso Neurona, Juan José Escalonilla, ha archivado la investigación relativa a los sobresueldos de la formación morada al concluir que no hubo irregularidades en las retribuciones a la gerente del partido, Rocío Esther Val, y el tesorero, Daniel de Frutos. Así queda recogido en un auto fechado el pasado 11 de marzo. No obstante, este archivo todavía no es firme.

Los exabogado del partido José Manuel Calvente, cesado en 2019, denunció a la cúpula del partido por un aumento en las nóminas de Val y De Frutos derivado de la implementación de dos complementos salariales y del dinero que recibieron por gastos y desplazamientos que calificó de “indebidos, desproporcionados y no autorizados”. Se trataba de dos aumentos que fueron integrados en sus nóminas: uno por importe de 210,32 euros y otro por 400 euros.

Calvente declaró ante el magistrado a finales de julio que Podemos había tenido financiación irregular y aseguró en repetidas ocasiones que tuvo conocimiento de una presunta ‘caja B’ con irregularidades como “cobros bajo mano” y sobresueldos de hasta 1.000 euros. Sin embargo, para Escalonilla estos incrementos salariales están dentro de la legalidad.

El auto destaca que Podemos aprobó los complementos salariales

El el auto, el juez destaca que Consejo de Coordinación de Podemos aprobó estas subidas salariales y que no se aprecia ninguna presunta comisión de un delito de administración desleal. Además, destaca que el reembolso o reintegro de gastos presentados por Val y De Frutos fue aprobado por el Equipo de Finanzas y Transparencia.

Pablo Iglesias./ EFE

“No se tratan de gastos unilateralmente cargados por dichos investigados, sino de gastos aprobados en sus respectivas áreas, por lo que no cabe apreciar indiciariamente irregularidad alguna”, dicta el texto.

“Son gastos aprobados en sus respectivas áreas, por lo que no cabe apreciar indiciariamente irregularidad alguna”, dice el auto

El juez ha apuntado que Val y De Frutos son cargos ejecutivos del partido a los que no se les debe “aplicar” los límites salariales marcados por Podemos para sus cargos electos. Por lo tanto, según los estatutos de Podemos, Val, que fue la que estableció estos aumentos salariales, tenía la competencia para ello.

“El Consejo de Coordinación de Podemos tuvo conocimiento del gasto de personal correspondiente al año 2019, incluidas la totalidad de las retribuciones devengadas por la gerente y el tesorero”, dice la sentencia.

Con el archivo de esta causa, ya son cuatro las denuncias de Calvente que no han tenido éxito. El abogado también denunció el presunto acceso al disco duro de una trabajadora del partido sin su permiso, irregularidades en los contratos con la consultora ABD Europa en las elecciones de abril de 2019 y, finalmente, presuntos sobrecostes en la reforma de la sede del partido. Todas ella fueron archivadas.

Sin embargo, todavía quedan dos pendiente. Por un lado, la adjudicación de Podemos de 360.000 euros a la consultora Neurona. Y, por otro, También sigue el proceso de investigación de la supuesta caja B del partido que, una vez que fue archivada, la Audiencia Provincial de Madrid ordenó reactivar.