El PP negocia incluir a diputados expulsados de Vox en el Gobierno murciano

Sobre la mesa está la cartera de Educación, los próximos presupuestos, la ley del presidente y el control sobre Industria

El presidente de Murcia Fernando López Miras, durante una reunión en el Palacio de San Esteban, sede del gobierno regional. EFE/Marcial Guillén

El Partido Popular de la Región de Murcia estudia recompensar a los 3 diputados de Vox por su apoyo al gobierno de López Miras que ha asegurado el fracaso de la moción de censura que impulsaron desde Ciudadanos, con el apoyo del PSOE y de Podemos y ha terminado con la fractura por la mitad de la formación naranja en la comunidad.

Sobre la mesa de negociación está la opción de que estos tres diputados, expulsados de vox que mantenían su acta de diputado, ostenten la Consejería de Educación, pero también está presente la aprobación de los presupuestos de 2021 o la reforma de la ley del presidente, que permitirá a López Miras repetir como candidato por el PP en 2023.

No obstante, las negociaciones aún están en fase embrionaria y no se espera ningún acuerdo inminente.

Desde la formación que lidera Pablo Casado apuntan que “con cuatro diputados defraudados con Ciudadanos y con tres defraudados con Vox todos vuelven a casa y López Miras tiene mayoría absoluta y estabilidad para aprobar presupuestos el resto de la legislatura”.

“Han roto con Vox y aceptan la reunificación. Ahora hay que buscarles hueco“, señalan fuentes de la dirección nacional del PP.

Al respecto, destacan que estos tres diputados, a los que catalogan de “libres”, han denunciado a Santiago Abascal, líder de Vox, por malversación y al resto del partido por “prácticas irregulares“.

“Todas las consejerías están en buenas manos, pero queremos estar cerca y poder controlar“, ha dicho el ya ex líder de Vox en Murcia, Juan José Liarte, en la rueda de prensa posterior al debate de la moción.

El borrador inicial de esta negociación se ha conocido tras el fracaso de la moción de censura en el parlamento murciano y Liarte se ha interesado por las carteras de Educación e Industria, que acaba de ocupar la diputada tránsfuga de Cs, Valle Miguélez.

Ira en Ciudadanos

Por su parte, la formación que más consecuencias ha sufrido en esta moción de censura, Ciudadanos, ha estallado contra la estrategia que el PP ha utilizado para mantener el control de la Región de Murcia. Así, la coordinadora autonómica de Cs, Ana Martínez Vidal, ha denunciado que el posible acuerdo muestra que “el PP sigue comprando en la región lo que haga falta para mantenerse en el poder“.

“Ya sabemos lo que le ha costado al PP los votos de esos diputados” tránsfugas “de Vox contra la moción de censura: la Consejería de Educación, nada más y nada menos”, ha denunciado Martínez Vidal.

También ha cargado contra Pablo Casado a quien ha acusado de acudir a Murcia a “dar su visto bueno a esta indecente compra de voluntades“, y ha advertido que el presidente del PP “destripó a Vox en la moción de censura fallida nacional diciendo que no eran como la extrema derecha”.