La UE sale al rescate de España para repatriar a los inmigrantes llegados a Canarias

El gobierno de Marruecos pide una mayor financiación a cambio de aceptar las repatriaciones, según las fuentes europeas consultadas

La Unión Europea sale al rescate de España y hará de intermediaria con Marruecos para repatriar a los más de 16.000 migrantes irregulares llegados a Canarias en 2020, según los datos de Frontex. La comisaria de Interior de la UE, la socialista Ylva Johansson, acudirá el próximo martes y el miércoles a Rabat con el fin de impulsar las repatriaciones, al no tener estas personas derecho de asilo según la normativa europea. 

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, acudió la semana pasada a Rabat para entrevistarse con su homólogo del Gobierno marroquí, Abdeluafi Laftit, para reforzar las cooperación en las fronteras y la persecución de las mafias y salió sin anunciar ningún acuerdo en concreto. 

El titular de Interior aseguró que “el Gobierno español y el Ministerio del Interior evalúan muy positivamente el estado actual de la cooperación y de colaboración con las autoridades marroquíes, en particular con el Ministerio del Interior”. 

Marlaska acudió tras la tensión generada entre el Gobierno marroquí y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, tras pedir un referéndum sobre el Sáhara. Un conflicto realmente espinoso para Marruecos en el que Exteriores se pone de perfil al apoyar la mediación de la ONU. 

El gran escollo entre la UE y Marruecos

Por su parte, la comisaria de Interior de la UE acudirá junto al responsable de las ayudas europeas para los países de la ribera sur del Mediterráneo, Olivér Várhelyi. Ambos se reunirán con el ministro Laftit y el responsable de Asuntos Exteriores, Nasser Burita.

Las repatriaciones son el gran escollo entre la UE y el gobierno marroquí. Desde 2015, las negociaciones están paralizadas tras las sentencias del Tribunal de Justicia de Luxemburgo que excluían al Sáhara Occidental de los acuerdos comerciales y pesqueros entre la UE y Marruecos.

Según las fuentes europeas consultadas, Rabat pide una mayor financiación a cambio de aceptar las repatriaciones y la UE les solicita a cambio que readmita, no sólo a nacionales sino también a subsaharianos y norteafricanos que entren en España a través de sus costas. 

Sánchez pide 43 millones a la UE

España ya ha solicitado 43 millones de euros para instalar las carpas anunciadas esta semana por el ministro de Inclusión, José Luis Escrivá, que alojarán a más de 7.000 migrantes irregulares en Canarias.

Fuentes gubernamentales consultadas desvelan a ED que Sánchez también tendría previsto solicitar a la UE otros 12 millones de euros para el nuevo Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE) situado en Barrancoseco (Las Palmas).

El resposable de Migraciones asegura que se trata de una solución temporal, pero la patronal sigue quejándose de que mantienen a más de 6.000 inmigrantes en hoteles de cuatro y cinco estrellas a lo largo de toda la isla y llevan así varios meses. 

Escrivá explicó que “de aquí al final de año contarán con carpas y campamentos para dar una respuesta con 7.000 más para ir desplanzando rápidamente de los hoteles a las carpas, al ser un recurso flexible como opción de emergencia. No aspiramos a tener campamentos y carpas en las islas pero es la solución que podemos contar en estos momentos”.

Sin embargo y desde la Federación de Empresarios de la Hostelería y el Turismo de Las Palmas aseguraron a Economía Digital que se han “suscrito contratos para el alojamiento de los inmigrantes en establecimientos, por duración de un año, cuando, como solución provisional, tal y como se demandó en su día, no debieron de ir más allá del 31 de diciembre de este año”. 

Desde el Gobierno existe “preocupación” por la crisis migratoria de Canarias y aseguran que “urge” acordar un marco común en la UE para la política migratoria. De hecho, España solicitará negociar un ‘Pacto Europeo de Migración’ cuanto antes para prever, entre otras cosas, un reparto equitativo y obligatorio de los migrantes por todos los países europeos.