La ventilación en los colegios no es suficiente para prevenir el contagio

La ventilación natural sin una referencia objetiva sobre la calidad del aire no es suficiente para prevenir el riesgo de contagios en los centros educativos

Ventilar los espacios cerrados ya no es suficiente para prevenir el riesgo de contagio por coronavirus en los colegios. Hasta ahora los centros educativos han seguido unos protocolos basados en tiempo de apertura de ventanas, una opción que es necesaria para evitar nuevas infecciones, pero no suficiente ya que deben hacerse mediciones de CO2.

Esta es la conclusión a la que llegan el Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial de España (Cogiti) y el Consejo General de Colegios Médicos de España (Cgcom). Ambos organismos están trabajando en la elaboración de una guía sobre este asunto. Según apuntan a través de un comunicado, los datos analizados hasta el momento confirman “la falta de garantía que supone la ventilación natural sin una referencia objetiva sobre la calidad del aire en los mismos“.

De esta forma, el Comité de Expertos en Ventilación del Cogiti ha destacado la necesidad de contar con medidores de CO2 que indique el tiempo de ventilación natural necesario para mantener una calidad de aire interior apropiada y minimizar así la transmisión de la Covid-19 por aerosoles. Principalmente porque la infección por vía aérea mediante aerosoles se ha confirmado como el principal modo de contagio del SARS-CoV-2 entre personas ocupantes de espacios interiores.

La ventilación natural sin una referencia objetiva sobre la calidad del aire no es suficiente para prevenir el riesgo de contagios en los centros educativos./ EFE

20 minutos de ventanas abiertas no son suficientes

En todas las aulas analizadas, la concentración de CO2 superó 800 ppm antes de los 15 minutos desde el cierre de ventanas y, excepto en dos de las aulas analizadas, cinco minutos de apertura de ventanas en el minuto 20 no consiguieron rebajar el nivel de CO2 por debajo de 800 ppm (el nivel de CO2 fijado como alarma es 775 ppm)

Ante cualquier duda sobre el funcionamiento de los sistemas de ventilación disponibles, y siempre que solamente sea posible la opción de ventilación natural, el Cogiti ha recomendado a los responsables de los centros que recurran a expertos en la materia.

Además, estos organismos han alertado de la aparición en el mercado no profesional (sobre todo internet) de multitud de ofertas de venta e instalación de estos equipos y otros sistemas “purificadores de aire”, que en muchos casos no resultan adecuados para el fin perseguido. 

La Covid-19 también persiste en habitaciones de hospital

Lo mismo ocurre en las hapitaciones de hospitales, donde la ventilación tampoco es suficiente. Así lo aseguraron investigadores del Insittuto Murciano de Investigación Biosanitaria (IMIB) que han encontrado restos de coronavirus en algunas superficies de cristal y polipropileno del hospital Virgen de Arrixaca, pese a que se renueva el aire a cada minuto. 

Científicos del IMIB fabricaron lo que se llamó una trampa covid en cajas con una rejilla protectora para evitar que el paciente o el personal sanitario pudieran tocarlas, instalándolas en los boxes de afectados por la Covid-19 que están ingresados tanto en la UCI como en las habitaciones del hospital Virgen del la Arrixaca de Murcia